Deudas

¿Cuál es la oración a Santa Marta para deudas? Esto es lo que debes saber

Ante momentos económicos complejos, muchas personas eligen refugiarse en la fe y pedir ayuda a los santos. Específicamente, en México, cuando se trata de enfrentar escenarios en los que el dinero comienza a faltar, y quedan pocas alternativas para atender los compromisos financieros, muchos católicos recurren a la oración a Santa Marta para salir de deudas.

Pero, ¿por qué eligen la oración a Santa Marta para deudas como la indicada?

En particular, Santa Marta es una de las figuras del santoral católico identificadas por ayudar e intervenir ante situaciones difíciles, urgentes o desesperadas. Así como San Judas Tadeo es identificado como el santo de las causas difíciles, Santa Marta se ha caracterizado por interceder y auxiliar a feligreses ante situaciones que parecen no tener salida clara.

¿Quién fue Santa Marta? 

De acuerdo con la cosmovisión católica, Santa Marta fue una de las personas más cercanas a Jesús de Nazaret.

Hermana de Lázaro y María de Betania, en la biblia se identifica que Santa Marta hospedó en su hogar en más de una ocasión a Jesús de Nazaret; esto después de los múltiples viajes que realizaba con sus discípulos.

Asimismo, dentro de la tradición católica, Santa Marta es reconocida por haber presenciado la resurrección de su hermano Lázaro. Cabe señalar que según la Sagradas Escrituras, Jesús de Nazaret ordenó a Lázaro salir de su sepulcro, esto luego de cuatro días de haber fallecido.

¿Cuál es la mejor oración a Santa Marta para deudas?

Hoy en día, existe más de una oración a Santa Marta para salir de deudas. Es importante decir que no hay una mejor, y cada una de ellas tiene un valor para los feligreses.

Por ejemplo, existe una versión que se conoce como la oración a Santa Marta para la renovación. En ella, si bien se pide ayuda para reiniciar simbólicamente en el ámbito personal o profesional, también incluye un apartado especial donde se toca el tema de deudas.

A la letra, la oración dice:

“Abre una puerta donde yo pueda generar ingresos, y que me permita salir de las deudas; problema que necesito resolver con urgencia y es la razón por la que a ti acudo.

“Yo tengo la plena seguridad de que me vas a ayudar porque tu eres misericordiosa y no dejas a tus siervos en vergüenza ni desamparo”.

Un componente especial que se observa en las oraciones a Santa Marta para deudas, es el reconocer el problema y, a partir de ahí, pedir la ayuda para encontrar el camino y generar los ingresos necesarios que permitan salir de la situación.

Por ejemplo, en otra oración específica para aliviar problemas económicos se dice:

“Te pido ante la intersección de Santa Marta poderosa, que con tu llave maestra divina me abras la puerta donde yo pueda generar ingresos. Te pido a ti, mi amada Santa Marta, que me abras el canal donde yo pueda generar los ingresos que me permitan pagar mis deudas. 

“Tengo plena confianza y seguridad en ti, Santa Marta, y te pido que me ayudes a resolver mi problema económico con urgencia. Mi querida Santa Marta, yo te pido que me ayudes a vencer las dificultades económicas. Dame tu fuerza, la misma que tú tienes para superar estas dificultades”.

¿Qué hacer para pagar deudas?

Dicen que la fe mueve montañas. No obstante, en temas de deudas y falta de dinero, además de las oraciones a santos, es importante tomar acción y buscar alternativas para salir de la situación complicada.

Aunque parezca que no existen caminos, la realidad es otra. Cualquier situación por más complicada que parezca, siempre tiene opciones para salir adelante.

En temas de deudas, es importante abandonar la idea de solo dejar de pagar. Eso, lejos de ser una solución efectiva, puede acarrear complicaciones que pongan en riesgo el patrimonio de las familias.

Por ello, el primer paso para pagar deudas es analizar y buscar alternativas. Por ejemplo, si estás en un momento en el que gran parte de tus sueldo se consume en el pago de deudas, puedes intentar recuperar el control de las finanzas personales a través de la planeación y el presupuesto.

Ahora bien, si definitivamente ya no puedes, o has dejado de pagar, sí existen opciones. Una de las alternativas que puedes evaluar es acudir con una reparadora de crédito.

Este tipo de empresas son especialistas en negociar la deuda con los acreedores. El modelo no solo ayuda a conseguir un nuevo esquema de pago y alcanzar descuentos sobre los saldos pendientes, sino que ayuda a generar un plan de ahorro a la medida que permite liquidar las deudas sin tener que pedir más dinero prestado.

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.