Deudas

Tipos de endeudamiento

Sarahi Serrano

11 abril, 2021 | 8 mins

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es rtdmx_blog_horizontal_buro-5.png

Tener una vida libre de deudas resulta casi imposible en esta época. Y es que adquirir compromisos financieros no es “malo”, el crédito es una alternativa para adquirir un bien que difícilmente podríamos pagar de contado. El verdadero error es hacerlo sin planear ni comparar y, peor aún, sin conocer conceptos básicos de finanzas y los tipos de deudas que existen para cada caso.

En esta ocasión platicaré sobre los tipos de deudas que existen y daré la posible respuesta a esa pregunta que todos nos hemos hecho algún día: ¿cómo voy a pagar mis deudas? ¿Listos?

Tipos de deudas: 2 Grupos

Garantizadas

También se les conoce como “secured” o deudas con garantía y son aquellas donde el bien o propiedad puede utilizarse como forma de pago en caso de atraso. Es decir que, las propiedades que adquiriste, garantizan al acreedor el pago de la deuda existente y él puede recuperarlas si no cumples con lo establecido en el contrato.

Entre las deudas garantizadas más comunes destacan:

Hipotecas

De no cumplir con las mensualidades acordadas con la entidad bancaria que otorgó el crédito, el acreedor puede ejecutar una garantía por medio de un procedimiento de corte, esto se realiza con propiedades tales como casas, departamentos, terrenos, edificios o fincas.

De acuerdo con la Asociación Nacional para la Defensa del Deudor, hay tres niveles de endeudamiento hipotecario: el nivel menos severo es cuando el cliente aún paga pero cada vez le cuesta más trabajo hacerlo; la siguiente etapa es cuando presenta un atraso de 90 días sin pagar, pero aún es posible recuperarse; mientras que un nivel grave es cuando sólo se puede dar la vivienda en dación.

Financiamiento de muebles para el hogar u oficinas

Seguramente viene a tu mente alguna tienda o mueblería que vende a crédito o a pagos chiquitos, ¿cierto? En la mayoría de los casos ofrecen financiamiento con la condición de que la deuda es garantizada. Así que de ahora en adelante lo mejor será cumplir con las cuotas establecidas y, por más pequeña que sea la mensualidad, ser consistente en los abonos si no quieres que un día vacíen tu casa a causa del no pago.

Crédito automotriz

El financiamiento lo otorga un banco, una agencia de autos o una sociedad anónima especializada (sofoles). Normalmente, para acceder a este crédito debes pagar un enganche, el cual es en promedio de 20% del total del valor del vehículo, y el resto lo liquidas en pagos mensuales a un plazo determinado por el monto del enganche pagado. Sin embargo, si dejas de pagar las mensualidades, aun cuando el plazo esté próximo a concluir, el fiador puede tomar posesión del bien con o sin orden de un tribunal. 

No garantizadas

Contrario al escenario anterior, este tipo de dudas no poseen aval. Es decir que, de no pagar o cancelar, el acreedor no podrá embargar ninguna propiedad. Sin embargo, el deudor sí puede ser penalizado y se pueden tomar acciones legales contra éste, pero no podrá ser despojado de sus bienes.

Los créditos al consumo son un ejemplo de este tipo de deudas. Por ejemplo:

Tarjetas de crédito bancarias o departamentales

Estos productos tienen peros y contras.

  • Ventajas: Nos permiten utilizar los productos y servicios, mientras que todavía estamos pagando por ellos sin tener que esperar hasta que hayamos ahorrado suficiente dinero para la compra. Además, si son utilizadas de manera inteligente vamos construyendo un historial crediticio favorable y permite aprovechar otras oportunidades de financiamiento con mejores condiciones en el futuro.
  • Desventajas: Utilizar este tipo de financiamiento reduce la capacidad de ahorro de dinero y si surgen situaciones de emergencia financiera, podemos estar desprotegidos.

Adicional, el precio final del artículo obtenido mediante el financiamiento sube considerablemente, las tasas de interés pueden ser elevadas y los cargos y comisiones, como manejo de cuenta, anualidad, seguros, pueden prolongar los pagos hasta caer en una situación de no pago.

Formas de endeudamiento

En México, y en el mundo existen diferentes formas de endeudamiento, las cuales se pueden dividir prácticamente en dos: productivo y de consumo. 

El primer tipo, el productivo, se refiere a cuando una persona o empresa solicita un préstamos con el firme objetivo de invertirlo.

Es decir, se está endeudando con el objetivo de “poner a trabajar” ese dinero y así, generar recursos para pagar y obtener una ganancia. 

El segundo tipo, de consumo, se trata simple y sencillamente de un endeudamiento para la adquisición de algún bien, el cual no puede comprar al contado. 

Este endeudamiento no hará que generes una ganancia; sin embargo, muchas veces sí generará una sensación de satisfacción. 

Ambos créditos son positivos siempre y cuando tengas claro desde un principio para que los quieres o necesitas. 

Tipos de endeudamiento de una empresa

Una empresa, por lo general, recurrirá a los créditos productivos, es decir, préstamos que tienen la intención de invertir para generar riqueza. 

En el mercado, prácticamente cualquier banco ofrece este tipo de financiamientos, cada uno con sus respectivos requisitos 

Lo normal en este tipo de préstamos, es que la empresa deja ciertas garantías, que pueden ser desde algún inmueble, hasta maquinaría o equipo, o inclusive a la mismo empresa. 

Sin importar el tamaño de la compañía, es decir, si es micro, pequeña, mediana o grande, el financiamiento está disponible, sólo hace falta buscar la mejor opción. 

Deuda pública 

Al igual que las empresas, los países también necesitan de recursos para crecer, por lo cual, la deuda pública o deuda soberana es el conjunto de adeudos que mantiene un gobierno frente a los particulares u otras naciones. 

Es decir, se trata de los préstamos que gobiernos de otros países, o bien empresas de otras naciones, han hecho directamente al gobierno. 

El gobierno utiliza esa deuda pública para financiar proyectos de infraestructura y desarrollar programas sociales. Recursos que irá pagando conforme va generando ingresos por medio de impuestos a lo largo del año. 

Deuda privada

Por otro lado, se considera deuda privada a la que adquiere cualquier persona, física o jurídica, es decir, toda aquella que no sea solicitada por un gobierno. 

A grandes rasgos, la deuda privada es aquella que se genera cuando una persona pide un préstamo o un crédito. 

Para calcular la deuda privada de un país, se deben sumar todas las deudas que mantienen la totalidad de empresas, familias y entidades financieras que residen en ese país. 

Titulaciones de las deudas

La titulización de deudas es una compleja técnica financiera, que en general consiste  en estructurar la cesión de los créditos (activos) que son propiedad de la entidad financiera (cedente) a un tercero (inversor/bonista) por medio de la constitución de un fondo de titulización. 

Para ello la entidad financiera crea una sociedad (sociedad gestora), la cual gestionará los activos cedidos y emitirá los bonos que colocará a terceros, generalmente inversores extranjeros e institucionales.

De forma más sencilla, la institución financiera clasifica varios préstamos y los mete en una misma bolsa, para posteriormente dividirlos en pequeñas fracciones que venderá a inversionistas en forma de bonos. 

Prestamos personales para pagar deudas

Un préstamo personal es un contrato por el que la entidad financiera adelanta una cantidad de dinero (principal) a otra persona llamada prestatario, con la obligación de que devuelva el principal y abone además unos intereses pactados y los gastos derivados de la operación.

Recuerda que antes de adquirir un crédito de cualquier tipo es importante contar con un fondo de emergencias de, al menos, tres meses para poder hacer el pago correspondiente en caso de quedarse desempleado. Sin embargo, no todo está perdido cuando ya existe un problema de sobreendeudamiento.

Para estos dos últimos tipos de deudas, existen expertos en reparación de deuda como Resuelve tu Deuda, ellos son la respuesta a la pregunta del principio. Ahora ya lo sabes. Si son créditos al consumo, la deuda asciende a los $35,000 y quieres obtener un descuento hasta del 70%, es probable que esta reparadora de crédito mexicana sea la solución que buscas.

Sarahi Serrano

Periodista egresada de la máxima casa de estudios. Me encanta la trova, leer y escribir sobre finanzas y negocios.

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.