Deudas

Préstamos para pagar deudas | Lo que no te dicen

PrestamoPagarDeudas

La forma más sencilla para abordar un problema de dinero es pedir prestado. Si somos ordenados con nuestras finanzas, se trata de una buena práctica que nos ayuda a salir de emergencias y a mejorar nuestras condiciones de vida pero también tiene sus riesgos. En ese sentido, adquirir una nueva deuda para pagar una anterior vuelve un dolor de cabeza y un severo problema para el bolsillo y nada recomendable.

Es muy común conocer casos de amigos o conocidos que, en un momento de desesperación, cuando ya no pueden pagar algún compromiso hacen lo imposible por conseguir como sea más dinero o peor aún, si se trata de tarjetas, ocupan una para liquidar la que se encuentra hasta el tope.

Como habrás notado, el grave problema es que se está cayendo en un círculo vicioso que irremediablemente te llevará a no poder pagar más tus deudas. En ese sentido, se deben buscar otras alternativas que con disciplina y paciencia pueden aliviar los problemas de dinero y liquidar préstamos que en algún momento se hicieron imposibles de pagar.

Te recomendamos: 3 estrategias para pagar deudas.

¿Por qué no pagar con un préstamo tus deudas?

  • Si no tienes una buena administración, terminarás con dos deudas.
  • Si no buscas bien puedes terminar con una tasa de interés más alta.
  • Tu crédito o préstamo lo tardarás más en pagar.
  • El trámite del nuevo crédito puede implicar pago de comisiones.

¿Necesito un préstamo urgente para pagar mis deudas?

Recurrir a un préstamo para pagar otro es bueno siempre y cuando mejores las condiciones; es decir, obtengas una mejor tasas de interés y parcialidades que se adapten mejor a ti. 

No obstante, también es bueno si pese a ser un poco más caro, te sirve para liquidar una deuda y así evitar que los intereses sigan creciendo. Siempre y cuando no tengas atrasos en tu deuda y estés al corriente, y estés seguro de que manejarás tus cuentas sin endeudarte.

Por el contrario, es malo cuando la tasa de interés a la que lo que lo encuentras es superior a la que ya tienes contratada, y peor cuando lo adquieres para liquidar una deuda, pero ahora tampoco puedes pagar la nueva. 

No pagues con un crédito hipotecario

Si necesitas un préstamo urgente para pagar tus deudas y la única opción que te dan es hipotecar tu casa no lo hagas. No siempre es una buena idea al menos que la deuda sea considerable, pues en caso de incumplimiento perderás tu hogar. 

Antes de hipotecar tu casa busca otras alternativas que te permitan no poner en riesgo el patrimonio que has construido durante gran parte de tu vida. 

Mantén la calma. Existen soluciones. 

Lo mejor que puedes hacer es que al momento de detectar que ya tienes problemas para liquidar una deuda, negocies o busques las mejores alternativas para definir un plan de pago que no afecte tu salario o te obligue a reducir drásticamente tus gastos. 

En este punto, tienes la posibilidad de acercarte a una reparadora de crédito como Resuelve tu Deuda que te ayuda a pagar tus deudas sin necesidad de solicitar un préstamo o crédito y además pagando menos por tu deuda. La primera reparadora de crédito en México cuenta con 11 años de experiencia y ha ayudado a 200 mil personas a salir de sus deudas.

¡Cuida tu historial crediticio!

Recuerda que no pagar deudas no solo afecta la capacidad de gasto del presente, además de privarte de necesidades y algunos gustos que quisieras darte y que no podrás tener hasta que pagues tus deudas. A la par, también se generan problemas adicionales como tener un mal historial en el burodecredito.com.mx.

Toma en cuenta que tener una mala nota en el buró te bloqueará prácticamente todas las opciones para pedir un préstamo y pasarán años antes de que alguien quiera prestarte dinero nuevamente. Además, no podrás comprar algo que de verdad necesites, o te privarás de, salir de vacaciones, hacer mejoras en la casa, invertir en un negocio propio, por mencionar algunas actividades.

En caso de que ya sientas que no puedes pagar, te recomendamos acudir con especialistas en reparación de crédito como Resuelve tu Deuda para obtener la mejor solución al problema. Una reparadora de crédito te puede diseñar alternativas a tu alcance para salir de tu sobreendeudamiento que afecta a tu bolsillo. 

Consejos para evitar endeudarte

En este momento es muy importante recordar la regla básica del endeudamiento: nunca debe rebasar el 30% de los ingresos. Si supera el límite, en consecuencia se deberán reducir gastos en alimentación o educación, ocio entre otros, para ponerse al corriente 

También puede ocurrir que al momento de solicitar un crédito nuevo, es altamente probable que se obtenga un monto menor al que se necesita y que se trate de un crédito mucho más caro, con altas tasas de interés, si es que se solicita a un banco u otra firma financiera del sector formal.

Te puede interesar: El secreto para pagar deudas.