Productos financieros

¿Qué pasa si roban el auto que sigues pagando?

Equipo Editorial Nexu

2 julio, 2019 | 4 mins

Una duda que aqueja a muchos automovilistas que adquieren su auto mediante un crédito, es qué pasa si me lo roban. ¿El seguro me cubrirá? ¿qué ocurrirá con la deuda con la financiera?

En este artículo te explicaremos qué pasa si te roban el auto que aún estás pagando. También te daremos algunos consejos para que las consecuencias a nivel económico sean las menores.

¿Qué pasa si me roban el coche que sigo pagando?

Si lamentablemente te viste en esta penosa situación lo primero que debes saber es que si cuentas con un seguro de auto, la aseguradora terminará de pagar la deuda que tenías con la financiera.

La diferencia radica en qué tipo de seguro tienes, su cobertura y si se trata de un crédito tradicional o un arrendamiento automotriz. En este caso será importante saber si se trata de una cobertura a valor factura o valor comercial. Te explicamos ambas:

Cobertura a valor comercial

En este caso, si existe una pérdida total del vehículo, el seguro te repondrá el valor comercial del auto. Esto quiere decir que dará el valor real del auto en el momento de la pérdida del vehículo, una vez aplicado el factor de la devaluación en su precio.

Usualmente las aseguradoras toman como referencia los precios publicados en el Libro Azul de autos seminuevos.

Cobertura a valor factura

Aquí, el seguro se compromete a pagar el valor total inicial del vehículo, es decir cuando era 0 km. No importa el kilometraje o los años de antigüedad del vehículo.

Este tipo de seguros suelen ser más costosos pero pueden significar un gran alivio en casos como robo de auto o pérdida total en un accidente. Además, la mayoría de las aseguradoras sólo brinda esta cobertura durante los 2 primeros años.

En caso de que sufras el robo de tu auto, lo primero que debes de hacer es levantar tu denuncia en el Ministerio Público y dar de baja tus placas, ya que serán requisitos para el seguro. 

Cuando logres cobrar el seguro de tu auto, lo primero que hará la aseguradora será cubrir el monto que aún le debías a la financiera por el pago del auto. El resto de se te regresará a tí una vez que se descuente el deducible.

Recuerda que lo que cobres del seguro dependerá si era con cobertura a valor factura o valor comercial.

Esto se entenderá mejor con un ejemplo:

Supongamos que compraste un auto con valor de $200,000 pesos. Pagaste el 20% de enganche ($40,000 pesos), más $10,000 pesos más de comisiones, placas, refrendo etc. 

Además, pagas durante 12 mensualidades la cantidad $5,000 pesos. En total habrás pagado $110,000 pesos.

$40,000 pesos$10,000 pesos$60,000 pesos= $110,000 pesos.
EngancheComisiones, refrendo etc.Mensualidades de un año.Total

Si para este momento, te robaran el auto, el seguro con cobertura a valor factura te devolvería el valor inicial del auto menos el deducible. Suponiendo un deducible del 10%, el seguro te devolvería $180,000 pesos. 

No te emociones, antes de ver algo de este dinero, lo primero que hará la aseguradora será pagar la deuda que aún tienes con la financiera.

Si hasta la fecha has pagado, $100,000 pesos te restaría pagar otros $100,000 pesos más. Esta cantidad la cubrirá tu seguro y la cantidad restante, $80,000 pesos, se te regresarán a ti.

Es importante mencionar que este sería el mejor de los casos, en donde no existen mayores comisiones y el seguro es de cobertura a valor factura. En caso de tener un seguro de cobertura a valor comercial, habría que descontar la depreciación del auto. 

Por ejemplo, el seguro en lugar de “pagarte” $180,000 pesos te pagaría el valor comercial del auto en el momento del incidente. Aproximadamente $126,000 pesos suponiendo que tu auto tenga un valor comercial de $140,000 pesos menos el 10% del deducible.

En este caso, sólo te tocarían $26,000 pesos una vez que el seguro cubra los $100,000 pesos de financiamiento que aún debías.

La diferencia entre uno y otro caso es bastante por eso sería una buena idea invertir un poco más en un seguro de cobertura a valor factura. Además, puedes instalar localizadores e inmovilizadores con los cuales puedes recuperar tu auto y su valor prácticamente en su totalidad.

Si actualmente tienes deudas automotrices que no puedes pagar, acércate a Resuelve tu Deuda para encontrar una solución.

Equipo Editorial Nexu

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.