Productos financieros

Crédito autromotriz: ¿qué es y cómo lo obtienes?

CréditoAutromotriz
Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es rtdmx_blog_horizontal_buro-1-3.png

Adquirir un auto es una decisión muy importante para tus finanzas personales, es mejor considerar asesoramiento antes de concretar la compra. Si en algún momento de tu vida has pensado en cuál sería la mejor manera de conseguir un auto, te recomiendo que te quedes a leer esta publicación. te explicaremos qué es un crédito automotriz y qué necesitas para solicitarlo.

Comencemos por...

¿Qué es un crédito automotriz?

Es un derivado de un crédito personal, sin embargo en este tipo de créditos se toma en cuenta el valor de un auto en su totalidad y te pueden ofrecer promociones muy buenas como seguro gratis o bonos en la compra de tu carro.

Existen diferentes instituciones financieras que te pueden otorgar el crédito: bancos, SOFOM, entre otros. Como todos los préstamos, cobran una tasa de interés y los plazos pueden llegar hasta los 72 meses.

Es importante saber que cuando solicitas un crédito automotriz debes dar el famoso enganche que casi siempre equivale al 20% del valor del auto, puede cambiar dependiendo de la institución.

Requisitos para crédito automotriz

Aunque las condiciones para solicitar un financiamiento pueden variar de acuerdo a la institución, en términos generales, los requisitos para crédito automotriz son: 

  1. Ser mayor de edad. 
  2. Contar con un buen historial crediticio. 
  3. Demostrar capacidad de pago. 
  4. Enganche de al menos 10 por ciento. 
  5. Además de presentar documentos como identificación oficial, comprobante de domicilio e ingresos.

¿Cómo funcionan los créditos automotrices? 

Los créditos automotrices son una variante del crédito al consumo. Hoy en día, este tipo de créditos no sólo lo entregan bancos, sino las propias agencias de autos a través de sus financiadoras, o incluso, hay Sofoles especializadas. 

En términos simples, con el crédito automotriz, el auto en cuestión queda como garantía del crédito. Así, si el solicitante no cumple con sus pagos, la institución otorgante del financiamiento puede retirar el vehículo y revenderlo para recuperar parte del financiamiento. 

Para acceder al crédito, uno de los requisitos esenciales es el dar un enganche. En los esquemas más flexibles, los otorgantes de crédito piden como mínimo 20% en relación al valor del auto. No obstante, hay algunos que el mínimo requerido puede ir del 20 al 25 por ciento. 

Al ser un crédito para adquisición de bienes duraderos, y por las cantidades, en la mayoría de los casos, para aprobar el financiamiento, el contar con un buen historial es fundamental. Aunque hoy en día existen algunos esquemas que son más endebles con esa parte.

Debes contemplar los siguientes puntos antes de comprar un auto:

Plazo

Es importante que tengas unas finanzas sanas y estables, así no tendrás ningún problema cuando tengas que dar la mensualidad. Además, contempla que podría ser un periodo de tiempo muy largo.

Enganche

Por lo general piden que des un anticipo, ya sea del 20% o alguna cantidad en específico. Siempre está la posibilidad de que des un monto mucho más alto del que te sea solicitado para restar meses de pagos.

Tasa de interés y comisiones

Debes poner atención en este punto, ya que podría duplicarse o triplicarse el monto total a liquidar solo por el pago de intereses. Lee muy bien las letras pequeñas y pregunta por todo lo que te genere duda. Opciones como La Tasa pueden ofrecerte tasas de interés muy competitivas.

Te puede interesar: ¿qué pasa si no pago mi crédito automotriz?

Características del vehículo

queEsUnCreditoAutomotriz1_ResuelvetuDeuda

Investiga muy bien sobre el modelo deseas comprar, considera cuál es su consumo de gasolina y el rendimiento que genera, qué tipo de servicios necesitará en un futuro, qué tipo de llantas utiliza y cuánto cuestan, etc.

¿Cómo elegir el mejor crédito automotriz? 

Un crédito automotriz es una alternativa para costear un auto que puede otorgar un banco o una agencia en el cual queda en garantía el propio vehículo hasta liquidar la deuda.

Es una de las formas más populares para comprar coche, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), pues, del total de las unidades vendidas durante 2019 solo 4% de los compradores lo hicieron con recursos propios mientras que 66% solicitaron financiamiento con una agencia y 30% con un banco.

Antes de elegir un crédito automotriz, hay que tener claro cuál es la situación financiera del comprador y su capacidad de pago. Existen varias opciones, incluso aquellas que no necesariamente revisarán el historial crediticio. 

Existen créditos de nómina automotrices que consisten en que el cobro de cada mensualidad se haga vía descuento a la cuenta en la que el empleado recibe su sueldo. Por lo que, una vez cubierto el monto total del enganche, ni siquiera habría necesidad de revisar el historial, pues el cobro se hace de manera automática.

Hay financieras automotrices que solicitan un aval sobre quién recaerá el compromiso de pago. Sin embargo, lo importante es revisar las opciones disponibles e identificar cuál se acomoda mejor a la situación financiera y a la capacidad de pago de cada quien.

¿Cómo saber elegir la mejor opción de tasa de interés? 

La mejor tasa de interés se calcula de acuerdo con las necesidades financieras de cada quien. Esto significa que una tasa podría funcionar para algunos y para otros no, según su situación y condiciones de pago. Así que las recomendaciones para elegir la mejor opción son:

  • Conocerse a sí mismo. Analizar la realidad personal y enumerar las necesidades, expectativas y limitaciones. A partir de esta información, determinar las condiciones deseadas para poder pagar el crédito. 
  • Identificar el sistema de financiación que ofrecen las entidades, investigar a fondo y validar si se ajusta a las necesidades y capacidad de pago.
  • Analizar los requisitos que pide cada entidad bancaria para aprobar su préstamo como, por ejemplo, los documentos y los ingresos requeridos.
  • Averiguar si existen otros gastos asociados al crédito, por ejemplo, seguros o impuestos que suben el costo total.
  • Hay que comparar las diferentes tasas de interés que ofrecen. Verificar si son tasas fijas o variables y considerar el nivel de riesgo que implican frente a cambios que se puedan presentar durante la vigencia del crédito.
  • Evaluar otros aspectos como las consecuencias en caso de un retraso en el pago o  las implicaciones de pagar la totalidad del préstamo de manera anticipada.
  • Hay que comparar también el perfil de las entidades bancarias, considerando la red de sucursales que hay en el país, la diversidad de canales que ofrece a sus clientes, las alianzas que tiene con otras entidades y si se ofrecen descuentos o incentivos al adquirir el crédito.

Ofertas especiales para Uber

Este servicio de choferes privados ha tomado fuerza, pues cada vez hay más personas que deciden utilizar este medio para desplazarse en lugar de un auto.

Se ha convertido en un buen negocio para varios, pues pueden adquirir autos y ponerlos a trabajar a cambio de una renta, o también son una buena opción para aquellos que buscan ser independientes y manejar su propio carro.

Las promociones pueden variar, pero por lo general hay tasas de interés más bajas, hasta descuentos sobre el valor total del automóvil. Debo aclarar que no todas las agencias de viaje ni todas las financieras tienen este tipo de programas.

A la lista de requisitos común y corriente, se le deberá sumar: tener más de 100 viajes, 4.5 de calificación, tener mínimo 15 días activo.

¿Crédito automotriz sin Buró de Crédito? 

Ante la competencia que se ha generado, algunas armadoras han lanzado esquemas de crédito automotriz sin Buró de Crédito. 

Concretamente existe el caso de la armadora coreana KIA. Desde 2017, esta empresa tiene entre sus opciones de financiamiento el producto KIA Trust. Bajo este esquema, no se solicita tener buen historial crediticio; incluso, las personas que no cuentan con historial son candidatas al crédito. 

No obstante, a pesar de que no se revisa el historial crediticio, pueden existir algunas condiciones no tan favorables. Una de ellas tiene que ver con tasas de interés más altas, pues al no revisar el Buró, el riesgo aumenta. 

Traspaso credito automotriz

Aunque el traspaso de crédito automotriz podría verse como una alternativa, la realidad es que es complicado que pueda darse. 

Si lo que buscas es quitarte la carga que representa pagar el auto que sacaste de agencia, la mejor opción es vender el vehículo. Si bien el auto aún se encuentra asociado al financiamiento, la mejor alternativa es buscar un comprador y liquidar el financiamiento con el dinero obtenido de la operación. 

La idea es que, al igual que en cualquier proceso de compra-venta, exista confianza entre las partes, y que la operación se dé con transparencia hasta el momento en que puedas endosar la factura que te entregue la agencia. 

A pesar que algunos sostendrán que es posible hacer un traspaso, en la práctica es muy complicado. Para las agencias, implicaría emprender un nuevo proceso para evaluar a quien asumiría la responsabilidad; además de toda la burocracia que implicaría. Recuerda que para el financiamiento se firma un contrato, en donde el responsable de liquidar eres tú. 

¿Qué pasa si tengo una deuda de crédito automotriz? 

Si nunca has tenido crédito, significa que tampoco tienes un registro positivo como “buen pagador”, por lo que para estas empresas que tradicionalmente podrían autorizar la compra de un auto vía financiamiento a pagos, eres una moneda al aire. Así que la recomendación es que comiences a construir historial crediticio positivo.  

Si ya tienes una mancha en Buró, hay agencias de venta de automóviles que no limitan su captación de clientes cuando existe una mala calificación, por lo que ofrecen adquirir la deuda junto con un co-comprador con buen récord. Estas alternativas están disponibles en todo el país, así que si vives en Monterrey, Guadalajara, Puebla, Colima y el resto del territorio, solo acude a tu sucursal más cercana y pide informes. 

Sin embargo, si tienes una deuda de crédito automotriz e incluso ya estás en Buró, los nuevos fiadores siempre pedirán que se garantice el pago, por ejemplo, cubriendo completamente el enganche, tener un empleo formal, antigüedad en ese puesto y un cierto nivel de ingresos, al menos tres veces mayor a la mensualidad que te vas a comprometer a pagar. 

Algunas financieras automotrices también solicitan un aval sobre quién recaerá el compromiso de pago. Lo importante es revisar las opciones disponibles e identificar cuál acomoda mejor a la situación financiera y a la capacidad de pago de cada quien.

Cuando ya se tiene un registro negativo en Buró, antes de buscar un nuevo crédito —para intentar pagar el crédito vencido o para cumplir con otros compromisos—, hay que acudir con ayuda especializada. Es importante que la deuda pendiente no siga creciendo, pero cuando ya se está con un registro negativo por impago, las reparadoras de crédito pueden significar una buena negociación con los acreedores para organizar un plan de pagos. 

Tener un mal historial crediticio no es pecado mortal, de hecho, los especialistas en las reparadoras de crédito explican que es también la oportunidad de rehabilitarse como deudor y aprender a manejar mejor las finanzas personales.

¿Cómo pagar mi crédito automotriz? 

Antes de solicitar un crédito automotriz, al igual que en otros créditos, lo más importante es hacer una planeación. 

Se debe tener en cuenta que adquirir una responsabilidad de esta magnitud implica destinar parte de los ingresos en periodos que van de 2 a 6 años. Por ello, resulta trascendental hacer escenarios y ser muy consciente de la responsabilidad, para evitar adquirir otros compromisos que ahorquen las finanzas personales. 

De esta forma, es necesario ser muy sincero consigo mismo, y reconocer si se cuenta con la capacidad para pagar mes con mes cierta cantidad. Sobre todo, entendiendo que para mantener salud financiera, lo recomendable es no destinar más del 30% del salario en deudas. 

Si ya tienes un crédito y estás en un punto en el que se complica seguir pagándolo, lo mejor es buscar alternativas. Ante escenarios complejos, puedes acudir con reparadoras de crédito que te ayudarán a negociar el pago de la deuda, y evitar así, ahorcarte financieramente y ensuciar tu historial crediticio. 

Si ya cuentas con un crédito automotriz y tienes problemas de atraso, busca ayuda. Resuelve tu Deuda puede ayudarte a generar un plan personalizado y así comenzar a trabajar en una solución lo antes posible.

Te puede interesar: ¿No pago mi crédito automotriz?