Deudas

Pagar, aplazar y consultar deudas

Pagar, aplazar y consultar deudas

Las deudas tienen mala fama. Existe la creencia de que solicitar un préstamo es algo negativo y que debe evitarse a toda costa. Sin embargo, si se manejan de la forma correcta, se trata de un buen instrumento financiero que ayuda a adquirir bienes y servicios favorables para tu vida. 

El secreto está en mantener buenas prácticas en la administración de las deudas. Pagar en tiempo y, sobre todo, evitar sobrepasarse de la capacidad de pago, son básicos para que un préstamo no se convierta en un problema en nuestras finanzas personales.

Sin embargo, es posible que por algún imprevisto, enfermedad, pérdida de empleo, entre otros factores fuera de nuestro control, se complique mantenerse al día con los compromisos financieros, con lo que, en la medida de lo posible, se debe realizar un esfuerzo para evitar que las deudas afecten nuestra planeación y se “coman” una gran parte de los ingresos.

Si a lo largo del tiempo que durará la deuda logramos mantener un comportamiento de pagos constante, resultará beneficioso para nuestra economía, ya que nos abrirá la posibilidad de acceder a más productos financieros, ampliar la línea de crédito de la tarjeta, alcanzar una hipoteca, por mencionar los más comunes. 

¿Cómo pago una deuda?

Es importante recalcar que no se trata de un proceso sencillo que implica disciplina. Recuerda que firmaste un contrato en el cual aceptaste fechas y montos de pago, con lo que en la medida de lo posible debes de cumplir con ese orden. 

Entre las mejores recomendaciones para el pago de deudas, destaca el diseño de un presupuesto, eliminar algunos gastos innecesarios y generar un ahorro. Recuerda que las deudas no deben rebasar el 30% de tus ingresos. En ese sentido, sobre tus ingresos, debes considerar que una parte de tu dinero se destinará al pago del préstamo que solicitaste.

Una buena práctica  es identificar y eliminar  las fugas de dinero que realizas en tus compras cotidianas. Café, comidas fuera de casa, servicios de música o video que no utilices, por mencionar los más comunes, pueden representar un gasto excesivo que si lo destinas para liquidar tu crédito será mucho más sencillo estar al corriente.

¿Cómo puedo aplazar una deuda?

Si por cualquier motivo empiezas a atrasarte con las mensualidades de la tarjeta, crédito personal o cualquier otro préstamo, la mejor opción es tratar de corregir la situación lo más rápido posible. De lo contrario, el pago de intereses moratorios puede hacer crecer tu deuda a montos difíciles de liquidar.

Así, el primer paso es acercarte al banco y exponer tu situación. Debes planear al ejecutivo de la institución bancaria que se te han presentado algunos imprevistos que han complicado tu ritmo de pago, con lo que es factible que te ofrezca algunas alternativas para aplazar el pago de tu deuda. 

Ten mucho cuidado en esta negociación con el banco. Es factible que el aplazamiento de tu deuda implique el aumento de intereses, con lo que debes revisar con calma los términos y condiciones de este movimiento.

¿Qué hago para consultar deudas?

Lo más conveniente es estar al día en la revisión de tu estado de cuenta. El banco te ofrece varias opciones para ello, desde el envío físico del documento a tu domicilio por correo así como la consulta desde la aplicación móvil o computadora  en caso de que seas usuario de servicios bancarios digitales. 

Una de las ventajas de la banca móvil es que puedes entrar en cualquier momento a revisar cómo está el comportamiento de tu crédito y es una gran alternativa para evitar que tengas cargos no reconocidos u otro tipo de movimientos que tú no hayas hecho.

Otra opción para ver el estado de tus deudas es solicitar tu historial en el Buró de Crédito. Aquí podrás conocer cómo ha registrado el banco tu comportamiento de pago y la evaluación que tienes como usuario de crédito.

Recuerda que puedes consultar una vez al año de forma digital tu historial en el buró, para ello, solamente llena el formulario en su sitio web y en cuestión de minutos tendrás el documento en tu computadora.

Es muy importante que lleves el control de tus deudas y sepas exactamente cómo estás utilizando tu dinero. Si empiezas a detectar algún problema de sobreendeudamiento, puedes acercarte a una reparadora de crédito para que un grupo de expertos analice tu situación y te ofrezca opciones viables para corregir tus finanzas personales

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.