Deudas

¿Cómo pagar deudas grandes? Sin endeudarte más

CómoPagarDeudasGrandes

“Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco” es una frase célebre de Benjamin Franklin, que si aterrizamos en nuestra economía tiene mucho sentido, especialmente cuando ya se está frente a una situación adversa para pagar grandes deudas. Si estás en esta situación, aquí te decimos algunas estrategias para salir avante a la problemática.

Salir de un problema de falta de liquidez inmediata para liquidar tus deudas puede parecer imposible, más si éstas son de gran monto que pueden parecer una bola de nieve en una avalancha que conforme avanza se va haciendo más grande.

Sin embargo, antes de caer en la desesperación y tomar medidas que podrían poner en riesgo tu patrimonio, lo primero que debes de tomar en cuenta es mantener la calma, no todo está perdido.

El autodiagnóstico como primer paso

Para empezar, es primero hacer un diagnóstico de dónde estás parado respecto tus deudas, es decir, ordénalas una por una de menor a mayor monto, los plazos para su liquidación, cuántos intereses has acumulado, y haz una suma total de todos estos factores para saber cuál debe de ser liquidada primero o de manera urgente.

Recuerda que, de acuerdo con los expertos, como la Condusef.gob.mx, lo recomendable es no destinar más de 30% de tus ingresos mensuales al pago de deudas.

Si con el diagnóstico realizado, ves que es necesario destinar más de 30% de tus ingresos para el pago de tus adeudos, esto quiere decir que sí, estás metido en un gran problema.

Esto podría ser porque además de acumular varias deudas, además de no haber cumplido con ellas en tiempo y forma de acuerdo con lo establecido, éstas ya acumulan intereses moratorios que suman montos significativos.

De acuerdo con la CNBV.gob, un interés moratorio es un rédito o tasa de capital que se suma a la tasa de interés establecida al momento de contratar un crédito. Esto se genera por el incumplimiento de los pagos programados para ese financiamiento.

Comienza a actuar

Ya que tienes un diagnóstico sobre cuál es tu situación, lo primero que tienes que hacer es comenzar a actuar para remediar tu situación y quitarte esa tensión financiera que generan las deudas, especialmente las que se vuelven impagables.

Busca la reestructura

Lo que tienes que hacer inmediatamente en esta situación es acercarte a tu institución financiera acreedora, con el fin de explicarles tu situación y así ellos puedan ofrecerte un plan de pagos más a tu medida, ya sea que te amplíen el plazo o disminuir la tasa de interés e incluso que te ofrezcan un esquema de pagos fijos.

Esto, si lo acepta el banco, puede ser una buena señal para tu futura vida financiera, ya que tu historial crediticio no registra la deuda como una pérdida. Para conocer cómo funciona el reporte de crédito  y por qué la importancia de tener un buen registro en él, puedes leer sobre este tema Reporte de Buró de Crédit

La opción de la consolidación

Existe otra salida denominada consolidación de tus deudas, es decir que todos tus adeudos actuales se pueden unir en uno solo. Para la Condusef.gob, este mecanismo te ayuda en caso de contar con más de un crédito con la misma institución, o con distintas, para juntarlos en uno solo y así puedas liquidarlo de acuerdo con tus posibilidades.

En caso de optar por este mecanismo debes de tomar en cuenta lo siguiente:

  • Pagar un solo crédito es más fácil que liquidar varios a la vez, además de que se tiene mejor control sobre las finanzas personales.
  • Debes asegurarte de que la tasa de interés del crédito único sea más baja que las de tus deudas por separado.
  • Si reduces el pago mensual, posiblemente el plazo para su liquidación aumentará.

Ahora bien, si crees que has agotado estos dos mecanismos, podrías optar por la quita, por la cual haces un convenio para pagar solo una parte de tu adeudo; sin embargo, este mecanismo puede resultar perjudicial para tu historial crediticio, lo cual te afectará en un futuro en caso de solicitar nuevos créditos.

Antes de recurrir a este último mecanismo de manera individual, busca especialistas en el tema que te pueden ayudar, tal y como lo es Resuelve tu Deuda, empresa que ha ayudado a liquidar más de 200,000 adeudos y cuenta con más de 11 años de experiencia en el mercado.

La ventaja de Resuelve tu Deuda, es que mientras se negocia con el banco, tienes que seguir un plan de ahorro para juntar los recursos correspondientes para liquidar tu adeudo, es decir, pagas tu crédito con tu mismo dinero, algo impensable cuando te sientes abrumado por tus adeudos.