Deudas

5 formas de controlar la deuda de tu tarjeta de crédito

Equipo Editorial Coru

28 mayo, 2019 | 3 mins

¿La deuda de tu tarjeta de crédito no se reduce? Seguramente viene a tu mente lo que los promotores te dijeron al adquirir tu plástico, que era una un acceso a un mundo de lujos y exclusividad, pero que conlleva una gran responsabilidad. Lamentablemente, los gastos también pueden salirse de control con facilidad, por lo que cualquier descuido puede generarte más compromisos de los que puedes pagar.

Si consideras que no sabes usar bien tu tarjeta de crédito, es momento de reflexionar y hacer algunos cambios. Las siguientes acciones te ayudarán a que la deuda sea cada vez más pequeña y algún día no muy lejano desaparezca.

Paga más del mínimo

Siempre es mejor cubrir el total de la deuda de tu tarjeta de crédito, ya que así no se acumulan intereses. Pero si ya no puedes cubrir la mensualidad, evita pagar sólo el mínimo. Esta es una cantidad que el banco establece para dejarte seguir usando el plástico, pero en muchas ocasiones incluye únicamente gastos administrativos.

Esto quiere decir que al pagar el mínimo, muy poco se va a capital y casi no se verá el impacto en la deuda de tu tarjeta de crédito. Simplemente obtienes derecho a que la cuenta siga activa. Por lo tanto, con el pago mínimo tu adeudo seguirá ahí, creciendo cada mes.

Reduce gastos

Todos podemos gastar menos, es cuestión de ser constantes. Encuentra restaurantes más baratos, prepara tu comida en casa, busca opciones. Aplica esto en todos los aspectos de tu vida, si te esfuerzas y con un poco de paciencia seguramente hallarás muchas formas de reducir costos. El dinero que vayas acumulando lo puedes destinar al pago de la deuda en tu tarjeta de crédito y así tratar de aminorarla.

Evita usar la Tarjeta de Crédito

deudaDeTuTarjetaDeCredito1_ResuelvetuDeuda

Si ya tienes una deuda grande lo mejor es ayudar a que no siga creciendo más. Cuando el problema original fue gastar sin medida, los intereses solo lo agravan. Lo más recomendable es programar tus gastos fijos para pagarlos con efectivo u otro plástico y dejar en paz esa tarjeta hasta que haya quedado en ceros la deuda que tenías.

Reduce el número de cobradores

Si tienes problemas con más de una tarjeta, lo mejor es reducirlas. Existen varias alternativas: hay bancos que te dan la opción de unir todas tus deudas, incluso saldos de otras instituciones. También podrías organizar las deudas e ir eliminando una a la vez, en forma de cascada, empezando por la que cobre el interés más caro. O bien, si ya has caído en mora y parece que no hay solución, puedes acercarte a una reparadora de crédito y solicitar una asesoría.

Si detectaste un problema con tus finanzas, hay que resolverlo cuanto antes. No hacer algo por la deuda de tu tarjeta de crédito, sólo empeorará la situación hasta un punto insostenible. Si los pagos de tus tarjetas se salieron de control lo más conveniente es buscar alternativas para reducir tus deudas y disfrutar de tu crédito responsablemente.

Equipo Editorial Coru

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.