Deudas

5 formas de controlar la deuda de tu tarjeta de crédito

deudaDeTuTarjetaDeCredito_ResuelvetuDeuda

¿La deuda de tu tarjeta de crédito no se reduce? Seguramente viene a tu mente lo que los promotores te dijeron al adquirir tu plástico, que era una un acceso a un mundo de lujos y exclusividad, pero que conlleva una gran responsabilidad. Lamentablemente, los gastos también pueden salirse de control con facilidad, por lo que cualquier descuido puede generarte más compromisos de los que puedes pagar.

Si consideras que no sabes usar bien tu tarjeta de crédito, es momento de reflexionar y hacer algunos cambios. Las siguientes acciones te ayudarán a que la deuda sea cada vez más pequeña y algún día no muy lejano desaparezca.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito? 

Para entender cómo funciona una tarjeta de crédito resulta importante entender la naturaleza del producto.

En principio de cuentas es relevante mencionar que una tarjeta de crédito es un producto que ofrece una línea de financiamiento revolvente. Es decir, un tipo de crédito que se puede utilizar cuantas veces se requiera conforme se hagan pagos parciales o totales del monto que se ya se utilizó.

Cada banco aprueba cierto monto disponible para usarse por tarjeta, lo que se conoce como línea de crédito. Este monto se define de acuerdo con el perfil del solicitante y contempla características como el nivel de ingreso.

De esta forma, si un banco otorga una línea de crédito por 10,000 pesos, el usuario podrá disponer de ellos cuantas veces lo desee, sólo será necesario cubrir lo dispuesto. Es decir, si en un mes se gastan 5,000 pesos, sólo bastará con cubrirlos en la siguiente mensualidad para volver a disponer del recurso.

Es importante decir que los ciclos de facturación de las tarjetas de crédito son mensuales y se definen por fechas de corte. De esta forma, por ejemplo, si la fecha de corte son los 20 de cada mes, quiere decir que las compras que realices del 20 de abril al 20 de mayo entrarán en un ciclo de facturación.

Al tomar en cuenta esto, es importante decir que los bancos otorgan 20 días después de la fecha del corte para realizar el pago correspondiente. Ahí deberás tener en cuenta las compras realizadas, como el súper o la recarga de gasolina, e incluso si tienes pagos derivados de compras a meses sin intereses, para saber cuánto se pagará al terminar el ciclo.

Para qué sirve una tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito sirve principalmente como un método de pago ante establecimientos como tiendas departamentales, supermercados, farmacias, hoteles, etcétera, sin la necesidad de usar efectivo. Su uso en la actualidad se ha expandido y se ha consolidado como el método por excelencia para hacer transacciones por internet.

Es importante decir que hoy en día, diversos bancos ofrecen una serie de promociones para usuarios de tarjetas de crédito, como las compras a meses sin intereses. Con estas opciones, los clientes pueden realizar sus compras, sin rebasar su límite de crédito, y diferir el pago en varios meses.

¿Cómo reducir deudas de tarjeta de crédito? 

Al igual que en otro tipo de créditos, no hay recetas mágicas para reducir las deudas en tarjetas de créditos. La única alternativa es cumplir mes a mes con los montos requeridos por el banco.

Es por ello que resulta importante tener el control del producto y no gastar más de lo que tu ingreso permite. Ante esto, realizar una planificación para saber hasta cuánto se puede disponer de la tarjeta sin poner en riesgo las finanzas, es un ejercicio fundamental.

Como primer punto, es importante mantener el control de las deudas con las tarjetas. En ese sentido, recortar gastos innecesarios y no realizar compras impulsivas, es un primer gran paso.

Una recomendación: ten presente que una tarjeta de crédito no es dinero extra, pues al final de cada mes deberás cubrir el monto utilizado.

¿Cómo pagar tarjeta de crédito? 

Es importante tener en cuenta que cada mes hay dos opciones pago: el pago mínimo y el pago para no generar intereses.

El pago mínimo es el monto que requiere el banco para que puedas seguir utilizando la tarjeta de crédito. Sin embargo, este pago no representa el pago que se debe hacer por las compras realizadas, por lo que genera intereses.

Por el contrario, el pago para no generar intereses es el monto a cubrir para mantenerse al corriente. Este monto contempla las compras realizadas durante el periodo, así como los cargos recurrentes registrados en la tarjeta, como podría ser el pago por servicios, o alguna parcialidad derivada de alguna compra realizada a meses sin intereses.

Una vez dicho esto, lo importante es siempre estar cubierto para realizar el pago que no genera intereses. Toma en cuenta que si sólo pagas el mínimo, el interés hará crecer la deuda, lo que podría ser el inicio de una bola de nieve que crezca.

En este sentido, si contemplas hacer el pago mínimo, la recomendación es dar un poco más de la cantidad solicitada, esto para abonar más a capital y evitar que el pago se diluya.

¿Cómo salir de deudas de una tarjeta de crédito? 

Si te encuentras en una situación complicada, en la que se te dificulta poder encarar los pagos que exige tu tarjeta de crédito, hoy existen alternativas confiables.

Si has llegado a un punto en el que se te va la vida en sólo cubrir los pagos mínimos, las reparadoras de crédito podrían ser la opción que te permita salir del bache.

Pero, ¿qué son las reparadoras de crédito?

Son empresas especializadas en negociar con los acreedores. Bajo este modelo, no sólo ayudan a establecer un plan de pago, sino que definen un programa de ahorro en aras de evitar pedir más préstamos para liquidar las deudas.


5 formas de controlar la deuda de tu tarjeta de crédito:

Paga más del mínimo

Siempre es mejor cubrir el total de la deuda de tu tarjeta de crédito, ya que así no se acumulan intereses. Pero si ya no puedes cubrir la mensualidad, evita pagar sólo el mínimo. Esta es una cantidad que el banco establece para dejarte seguir usando el plástico, pero en muchas ocasiones incluye únicamente gastos administrativos.

Esto quiere decir que al pagar el mínimo, muy poco se va a capital y casi no se verá el impacto en la deuda de tu tarjeta de crédito. Simplemente obtienes derecho a que la cuenta siga activa. Por lo tanto, con el pago mínimo tu adeudo seguirá ahí, creciendo cada mes.

Reduce gastos

Todos podemos gastar menos, es cuestión de ser constantes. Encuentra restaurantes más baratos, prepara tu comida en casa, busca opciones. Aplica esto en todos los aspectos de tu vida, si te esfuerzas y con un poco de paciencia seguramente hallarás muchas formas de reducir costos. El dinero que vayas acumulando lo puedes destinar al pago de la deuda en tu tarjeta de crédito y así tratar de aminorarla.

Evita usar la Tarjeta de Crédito

deudaDeTuTarjetaDeCredito1_ResuelvetuDeuda

Si ya tienes una deuda grande lo mejor es ayudar a que no siga creciendo más. Cuando el problema original fue gastar sin medida, los intereses solo lo agravan. Lo más recomendable es programar tus gastos fijos para pagarlos con efectivo u otro plástico y dejar en paz esa tarjeta hasta que haya quedado en ceros la deuda que tenías.

Reduce el número de cobradores

Si tienes problemas con más de una tarjeta, lo mejor es reducirlas. Existen varias alternativas: hay bancos que te dan la opción de unir todas tus deudas, incluso saldos de otras instituciones. También podrías organizar las deudas e ir eliminando una a la vez, en forma de cascada, empezando por la que cobre el interés más caro. O bien, si ya has caído en mora y parece que no hay solución, puedes acercarte a una reparadora de crédito y solicitar una asesoría.

Si detectaste un problema con tus finanzas, hay que resolverlo cuanto antes. No hacer algo por la deuda de tu tarjeta de crédito, sólo empeorará la situación hasta un punto insostenible. Si los pagos de tus tarjetas se salieron de control lo más conveniente es buscar alternativas para reducir tus deudas y disfrutar de tu crédito responsablemente.