Administración financiera

¿Puedo deducir impuestos en la compra de mi auto?

DeducirImpuestosAuto

¿Sabías que muchos de los gastos del auto son deducibles de impuestos?Así como lo oyes, en un esquema de arrendamiento automotriz es posible deducir varias compras del gasto habitual y así lograr que una parte del dinero destinado a tu vehículo regrese a tu bolsillo.

Sabemos que en este punto tienes muchas dudas como: cuánto puedo deducir, qué gastos son deducibles y, más importante, ¿cómo hago deducible los gastos de mi auto? Pero no te preocupes, en este artículo te explicaremos todo lo relacionado al tema.

Gastos deducibles del auto

Es posible deducir varios gastos del auto adquirido con un plan de arrendamiento. Pero dependerá del tipo de coche y del costo del mismo. Además, puedes deducir un porcentaje del pago mensual, gastos de mantenimiento y hasta el combustible.

Deducción en arrendamiento automotriz

Según la Ley de Impuestos Sobre la Renta en un arrendamiento automotriz se puede deducir el Impuesto sobre la Renta (ISR) y acreditarse el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Este beneficio es ideal para personas morales, físicas con actividad empresarial y las incorporadas a un régimen fiscal (RIF). En esos casos el beneficio es mayor porque muchos de los gastos de un arrendamiento son deducibles de impuestos.

Cada año estos perfiles financieros pueden y deberían ingresar sus facturas de gastos para demostrar sus ganancias reales y pagar menos ISR, por eso hablamos de la deducción de este impuesto.

¿Cómo se acredita el ISR?

Si tú o tu empresa cuenta con vehículos a gasolina y diésel pueden deducir hasta $6,000 pesos al mes. Existe un tope máximo de $175,000 pesos durante todo el periodo que dure el arrendamiento.

Se deben incluir todas las facturas por los pagos mensuales del auto, mantenimiento, el porcentaje de los seguros que se contraten durante el arrendamiento y también integra los gastos por combustible.

En el caso de los vehículos híbridos y eléctricos se pueden deducir hasta $8,550 pesos al mes. En este caso existe un tope de $250 mil pesos en toda la vida del arrendamiento.

¿Cómo se obtiene el beneficio fiscal?

Como se mencionó antes, para deducir el ISR en un arrendamiento automotriz debes ingresar las facturas de todos los pagos y gastos del auto en tu declaración fiscal.

¿Qué puedo deducir en la declaración?

  • Los pagos mensuales del arrendamiento.
  • Un porcentaje del seguro.
  • Gastos del auto:
    • Gasolina.*
    • Servicios.
    • Mantenimiento.

*En relación a la deducción de gasolina, ésta será proporcional al valor de tu auto con respecto al tope máximo que puedes deducir durante el arrendamiento. En otras palabras, si tu auto tiene un valor de $350,000 pesos (el doble de los $175,000 pesos) podrás deducir sólo el 50% de gasolina. 

Por el contrario, si tu auto tiene un costo de $175,000 pesos, podrás deducir el 100% en gasolina. Recuerda que para hacer tu deducción debes contar con las facturas de todos tus pagos y éstos no deben ser hechos en efectivo. En cambio, realiza tus transacciones con un cheque, tarjeta de crédito o nómina, o mediante un monedero electrónico de combustibles autorizado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

DeducirImpuestosAuto1

¿Cómo acreditar el IVA?

También es posible acreditarse el IVA de los gastos del auto, pero sólo si el vehículo fue utilizado para llevar a cabo la actividad profesional.

Debemos recordar que casi todos los productos y servicios que compramos, tienen un IVA que es del 16% (excepto en la zona fronteriza). Esto quiere decir que al costo de cada servicio o producto debemos agregar este porcentaje a su valor.

La buena noticia es que es posible recuperar este 16% de su totalidad. Para la deducción del IVA o mejor dicho la acreditación del IVA, sólo es necesario ingresar todas las facturas de los gastos del auto en tu declaración fiscal. Normalmente el Servicio de Administración Tributaria tarda entre 1 a 3 meses para devolver este monto.

Es importante mencionar que el arrendamiento automotriz también tiene el objetivo de liberar a la empresa de los gastos de mantenimiento del auto a largo plazo. Esto se logra ya que un arrendamiento se contrata por 3 o 4 años, durante la vida útil y estable del auto. Pasando este periodo se puede renovar el arrendamiento y obtener un vehículo nuevo.

Como te puedes dar cuenta contratar un arrendamiento automotriz puede ser de gran ayuda para tu empresa. Reduces enormes gastos, evitas caer en problemas de sobreendeudamiento y además adquieres un bien que necesita la compañía.