Administración financiera

¿Cómo hacer un presupuesto?

ComoHacerUnPresupuesto

Hemos mencionado en más de uno de nuestros artículos que tener un presupuesto facilita tus finanzas personales, pero ¿cómo hacer un presupuesto?

Lo más importante sobre cómo se elabora un presupuesto es que sea tuyo, que esté alineado a tus necesidades. El resultado final de este ejercicio depende de tu constancia, esfuerzo y organización.

Pero antes de entrar en detalles, te has preguntado...

¿Qué es un presupuesto? 

El presupuesto es una herramienta que permite planificar el uso del dinero. Principalmente, el presupuesto abre la posibilidad de visibilizar, organizar y decidir en qué se gastan los ingresos, en aras de llevar un mejor control financiero. 

Para los especialistas, el presupuesto es el elemento principal para mantener finanzas personales sólidas. Y es que, no sólo permite definir metas de ahorro, por ejemplo, sino que abre la puerta a evitar el sobreendeudamiento, al lograr una mejor administración del recurso y definir prioridades.  

¿Cómo hacer un presupuesto?  

Para entender cómo hacer un presupuesto, debemos comprender nuestros gastos mensuales, te lo pondremos de una manera sencilla de explicar. Para esto, necesitaremos ayuda de nuestra amiga Juana.

Imagina que Juana es una persona que gana en promedio $10 mil pesos mensuales, vive sola, pero aún paga renta, tiene que pagar sus transportes diarios de su casa a su oficina y también debe comprar comida para poder sobrevivir, obviamente. Lo primero que debe hacer Juana es:

  • Identificar sus ingresos. 

En el trabajo de Juana le pagan $10 mil pesos mensuales, pero siempre anda contando las moneditas para llegar a siguiente quincena. ¿Qué está pasando con su dinero? ¿Se esfuma? ¿No tiene gastos fijos? ¿Qué pasa, por qué siempre está contando su moralla al final de la quincena? Bueno, le enseñaremos a Juana a tener un gasto mensual controlado.

  • Identificar gastos fijos

Juana siempre tiene que pagar su luz, su renta, su teléfono, su agua, su comida, su transporte y si tiene deudas, también. Entonces, todo eso lo apuntamos, digamos que de renta con todo y servicios Juana paga $3 mil pesos mensuales. Mientras que de transporte tiene que pagar todos los días $20 pesos, pero asiste todas las semanas a la oficina, entonces $600 pesos paga al mes.

Bueno, pero Juana también tiene una deuda, no es muy grande pero le absorbe una parte de su salario. Tiene que pagar su plan de celular, que le sale en $400 pesos.

Si hacemos cuentas, Juana tiene un total de gastos fijos de $4 mil pesos. ¡Casi la mitad de su salario! Pero, gana $10 mil. ¿Qué pasa con el resto? ¡Descubramos juntos!

  • Identificar gastos extra

¡Ups! Juana cuando va al supermercado, no acostrumbra llevar un presupuesto y siempre se le sale de control el carrito de compras. Su despensa del mes, nunca tiene límite, por lo que puede gastar de más sin darse cuenta. Quizá ella sobrevive con $800 pesos de súper, pero siempre termina gastando $2 mil. Por sus antojos, o porque según ella necesitaba esa almohada en forma de estrella que cambia de color en la oscuridad.

Juana debe aprender a tener un presupuesto para comida o super, por lo cual eso mejoraría sus finanzas. Pero eso no es todo, siempre que va a la plaza termina comprando un helado, pasa a comer a un restaurante. Ups, creo que esos gastos no los tenía contemplados.

  • Identifica gastos hormiga

Eso no es todo, Juana tiene la costumbre de siempre comprar un café por las mañanas. También por las tardes compra refreso y papitas. Creo que eso debe sumar $100 pesos diarios, más su pasaje. Juana tiene gastos hormiga, y aún no los tiene muy presente. ¿Qué debe hacer para que el dinero no se le acabe tan pronto?

  • Hacer un presupuesto

Ayúdemosle a Juana a hacer su presupuesto.

Recibe $10 mil pesos mensuales.

Sus gastos mensuales fijos son de $4,000 pesos, le sobran $6 mil pesos.

Pero gasta en el supermercado $2 mil pesos mensuales y una comida en un restaurante que le cuesta $500 pesos. Ahí ya lleva $6,500 pesos. Pero todos los días gasta $100 pesos en frituras y café. Es aquí, cuando ya no le queda dinero para ahorrar.

Los gastos fijos de Juana, no se pueden cambiar porque no podrá vivir dignamente si los suprime. Pero puede comenzar ahorrando el supermercado, teniendo un presupuesto cada que vaya. También puede destinar un porcentaje de su salario a entretenimiento: es decir, ir al cine, restaurante, ir a un concierto o ir a una fiesta.

Suprimir los gastos hormiga hasta un 90 %, que no compre todos los días su café y sus papas, si no, una vez a la semana o quizá una vez al mes. Así podrá ahorrar y le sobrará lo suficiente para solventar sus gastos y ya no contar con pesos al final del mes.

Ahora que Juana tiene bien presente sus gastos, será ella quien realmente asigne cada peso a lo que le convenga. Pero siempre y cuando respetando su porcentaje de ahorro que será el 20 % de su salario.

El ahorro debe ser visto como parte importante de un presupuesto. Y esto, visto como el camino para lograr objetivos planteados, concretar proyectos o estar preparado para una eventualidad. 

Los especialistas recomiendan que tengas en caja al menos tres meses de tu sueldo; y que tus deudas no rebasen el 30% de tus ingresos mensuales. 

¿Cómo hacer presupuesto de deudas? 

Presupuestar las deudas resulta muy importante en el camino para mantener buenas finanzas personales, y por ende, una mejor calidad de vida al evitar que llegues al fin de mes sin un peso en el bolsillo. 

La regla de oro con las deudas es vigilar que no rebasen el 30% de tus ingresos. Por ello, llevar un muy buen control resulta importante. Sobre todo si hablamos de instrumentos como tarjetas de crédito, que en ocasiones podrían dar la sensación de ser dinero extra.

Si tienes problemas de endeudamiento, es mejor que recurras a una reparadora de crédito como Resuelve tu Deuda, que te brinda el apoyo y asesoría para salir de tus deudas más grandes.

¿Para qué sirve hacer un presupuesto? 

Hacer un presupuesto sirve para tener un mejor control de tus finanzas. Al definir muy bien cuántos ingresos percibes, y cuánto puedes gastar, el presupuesto permite realizar una mejor gestión del salario. 

El presupuesto permite planear a partir de diversos periodos. Puede ser que te resulte más fácil gestionar los gastos e ingresos por mes o por quincena. 

Beneficios de hacer un presupuesto

El principal beneficio de hacer un presupuesto recae en llevar una vida tranquila. Al tener control sobre tus finanzas, reduce los niveles de estrés, al eliminar la preocupación de no contar con el suficiente dinero para hacer frente a las necesidades y obligaciones. 

Entre otras cosas, la Condusef.gob.mx identifica al menos tres beneficios concretos: 

  • Reducir gastos innecesarios. Al visualizar y separar lo importante de lo banal, el presupuesto permite erradicar, por ejemplo, los fatídicos gastos hormiga. 
  • Conocer tus posibilidades de ahorro. Al llevar una planificación ayuda a reducir el tiempo para generar ese colchón que te permita encarar eventualidades o comprarte esa pantalla que tanto deseas. 
  • Identificar el nivel de endeudamiento. Este factor es trascendental, al permitirte tomar solo las deudas que podrás pagar y evitar tomar compromisos que sólo ahorcan tus finanzas. 

Nunca es tarde para comenzar:

Así como Juana, tú indentifica tus ingresos, tus gastos fijos, tus pagos extra y lo más importante los gastos hormiga. Y comienza administrar tu vida financiera.

Administrar los recursos en un hogar siempre va a ser complicado porque debe existir una distribución racional del dinero, con el único fin de lograr un equilibrio ingreso-gasto.

El proceso suele ser complicado porque los precios de los productos que consumimos con frecuencia son muy variables y tienden al aumento, (todavía me acuerdo cuando el aguacate era barato).

Si eso no te convence para comenzar a organizar tus gastos, aquí hay más razones:

¿Por qué hacer un presupuesto?

  • Relaciones sanas. El dinero siempre es y será un tema delicado. En el aspecto familiar no solo afecta en el sentido económico, de igual manera puede causar tensión y estrés que al final dañará la relación con tu familia.
  • Prevención. Cuando menos lo imagines, te puedes encontrar ante situaciones como enfermedades, accidentes, gastos por educación propia o de tus hijos, entretenimiento… y más.
  • Bienestar. Distribuir tus recursos de forma equitativa, es sinónimo de proveer lo necesario para ti y tu familia.
  • Toma de decisiones. Es una herramienta que puede determinar tu futuro, puedes tomar decisiones sin temer una desestabilización en la economía familiar.

Pero una de las razones más importantes:

Ya sé, probablemente estás pensando que tú no necesitas esto. Pero,  también es que te sirve como diagnóstico, te dejo nuestro e-book que te habla sobre cómo tener control de tu dinero:

comoHacerUnPresupuesto1_ResuelvetuDeuda

Ahora ya sabes cómo están tus finanzas, es momento de que pienses en elaborar tu presupuesto personal o familiar, como lo quieras ver:

Consejos para que tu presupuesto personal funcione

  • Honestidad. Más aun cuando las finanzas familiares se sostienen entre dos personas (algo que es cada vez más común en los hogares mexicanos), ser sinceros en cuanto a las necesidades reales de tu hogar.
  • Considera cierto porcentaje para invertir. También es importante tomar en cuenta que puedes hacer más con tu dinero, ahora a hay empresas como La Tasa, que hacen de tu ahorro una inversión a largo plazo.
  • Contempla gustos. Para evitar caer en tentaciones establece cierto porcentaje para cumplir algún gusto como: salir a cenar, ir al cine, cualquier cosa que sea, pero siempre y cuando esté dentro de tu presupuesto y no limite otro rubro.
  • Evita endeudarte. Contempla que mientras menos deudas tengas, mejor será tu administración.
  • Deja la desidia. Planear sirve para todo, ¿por qué no hacerlo con tus finanzas familiares? ¡Comienza ahora!