Negocios y finanzas

¿Qué es un ecosistema emprendedor?

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

9 septiembre, 2020 | 4 mins

Para tu crecimiento personal, ya sea en el ámbito laboral o mental, algo fundamental son los consejos y la retroalimentación, para eso te debes acercar a personas con experiencia. Eso mismo, necesita una empresa, y el lugar ideal es un ecosistema emprendedor.  

¿Qué es un ecosistema emprendedor en México? 

A grandes rasgos, un ecosistema emprendedor, el cual puede darse en un espacio físico o virtual, es un lugar donde los nuevos negocios comparten experiencias, al tiempo que generan conexiones que las pueden ayudar a crecer.  

Los participantes de un ecosistema de este tipo no sólo comparten elementos relacionados con temas económicos o financieros, sino que también sociales, políticos y hasta culturales. 

En estos ecosistemas, no sólo hay emprendedores, sino también especialistas en acelerar el crecimiento de las empresas, e inversionistas ansiosos de encontrar a aquella compañía en pañales que multiplique sus recursos. 

Sin olvidar a instituciones educativas, organismo públicos, fundaciones de beneficencia y hasta organizadores de eventos o foros donde se potencialicen las relaciones públicas.

¿Cuáles son los componentes de un ecosistema emprendedor? 

Como todo en la vida, cada cosa tiene su razón de ser, y los elementos dentro del sistema emprendedor no son la excepción, y de hecho el papel de cada uno es clave para alcanzar el objetivo: que la empresa crezca y sea sólida. 

El ecosistema emprendedor no puede existir, sin personas con ideas y proyectos, quienes necesitan de personas que los ayuden a aterrizar sus pensamientos. 

Los encargados de darle forma e impulsar esas ideas son las aceleradoras e incubadoras, cuya especialización es precisamente, ayudar a los emprendedores a encontrar el camino indicado para desarrollar sus proyectos.  

Pero no sólo eso, también son las figuras encargadas de brindar las herramientas necesarias a los emprendedores para potencializar sus modelos de negocio, ya sea con nuevas estrategias o mejorando las que ya se tienen. 

Se pueden identificar dos tipos de aceleradoras, aquellas que se especializan en empresas en nacimiento, y las que impulsan a proyectos que ya van más avanzados. 

Otro jugador clave son los organismos gubernamentales, dado que son los encargados de facilitar el camino regulatorio, ya sea con facilidades para crear empresas, o con incentivos para modelos innovadores. 

Además, muchas veces ofrecen financiamiento con condiciones preferenciales, o son el enlace con fundaciones o inversionistas.

Los inversionistas, son otro elemento fundamental, pues sus recursos pueden ser la diferencia entre el despegue de una empresa o su caída sin siquiera haber despegado. Sin embargo, siempre están en búsqueda de las mejores opciones. 

Existen inversionistas solitarios y también fondos de inversión, es decir, instituciones que administran el dinero de decenas, cientos o miles de inversionistas. 

Falta de apoyo a emprendedores en México 

En México el principal referente del ecosistema emprendedor era el Instituto Nacional del Emprendedor, el cual fue desaparecido por el actual gobierno, por lo que ahora existe un hueco y falta de orientación en cuanto a cómo comenzar una empresa innovadora. 

El problema viene de raíz, pues en México sólo el 30 por ciento de los emprendedores consideran que el sistema educativo provee suficiente educación y entrenamiento. 

Lo que contrasta por ejemplo, con lo que dicen 60 por ciento de los emprendedores de California, Estados Unidos, quienes consideran que su modelo educativo es suficientemente bueno para orientarlos en la creación de una empresa.  

En california se encuentra Silicon Valley, el ecosistema emprendedor más grande del mundo, de donde han surgido empresas de la talla de Apple o Facebook

¿Cómo entro a un ecosistema emprendedor?

Lo primero que debes hacer es investigar todo sobre el sector en el que estará enfocado tu empresa, con eso te acercarás a personas con tus mismos intereses. 

Lo siguiente que debes hacer es acercarte a alguna empresa especializada en acelerar o incubar empresas, quienes serán las encargadas de sumergirte en un ecosistema con especialistas que te abrirán la mente y te darán consejos de crecimiento. 

Asimismo, es importante acercarse a alguna instancia gubernamental que te explique los pasos legales a seguir para echar a andar la empresa que tienen en mente. 

En conclusión, un ecosistema emprendedor es todo lo relacionado con facilita el nacimiento, creación, desarrollo, promoción, crecimiento, fortalecimiento y sostenimiento de una empresa.

 

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.