Deudas

¿Qué es un título de crédito y para qué sirve?

QuéEsUnTítuloDeCrédito

Seguramente en algún momento de tu vida habrás escuchado sobre los títulos de crédito. Pero, ¿sabes qué son?

Conocer esta información resulta muy importante, pues los títulos de crédito se han convertido en documentos de mucha relevancia al momento de concretar diversas operaciones. Por ello, en este texto te daremos los detalles más importantes que debes conocer.

¿Qué son los títulos de crédito?

La legislación mexicana define a los títulos de crédito como “los documentos necesarios para ejercitar el derecho literal que en ellos se consigna”. En otras palabras, son documentos que otorgan a su poseedor los derechos sobre una obligación de pago.

Ejemplos de títulos de crédito 

Para ejemplificar de manera sencilla, los títulos de crédito más conocidos son documentos como las letras de cambio, pagarés y cheques. Como te darás cuenta, cada uno de estos documentos otorga a su poseedor el derecho de exigir el cobro de algún valor específico.

De esta manera, por ejemplo, el pagaré es un título de crédito en el que se establece una promesa de pago. En el documento se estipula la cantidad por saldar, así como la fecha de vencimiento en el que se deberá cubrir el monto al beneficiario del pagaré.

Por otro lado, las letras de cambios son documentos en los que se define el pago de cierto monto en fecha determinada. A diferencia de los pagarés, las letras de cambios pueden ser empleadas como garantía financiera y como método de pago; en este caso, en el documento se debe establecer la persona a quien deberá hacerse el pago.

En esa línea, el cheque también se considera un título de crédito. En este caso, el documento funciona como método de pago, en el que una persona ordena a una institución financiera liberar la cantidad consignada en beneficio del tenedor del instrumento.

“El cheque sólo puede ser expedido por quien, teniendo fondos disponibles en una institución de crédito, sea autorizado por ésta para librar cheques a su cargo. La autorización se entenderá concedida por el hecho de que la institución de crédito proporcione al librador esqueletos especiales para la expedición de cheques, o le acredite la suma disponible en cuenta de depósito a la vista”, destaca la norma.

Tipos de Títulos de Crédito

En términos generales, la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, consultada en diputados.gob.mx, reconoce dos grandes tipos de títulos de crédito:

  • Títulos nominativos
  • Título de crédito

En primera instancia se encuentran los denominados títulos nominativos. En este caso, se entienden “como los expedidos a favor de una persona cuyo nombre se consigna en el texto mismo del documento”.

Para ejemplificar, podemos traer a cuenta las letras de cambio y los pagaré. En este clase de documentos se establece en el documento mismo al beneficiario del título de crédito, es decir, a quien habrá de pagarse, en el tiempo y forma señalados, la cantidad pactada.

Por otro lado, la legislación contempla los títulos al portador. En este caso, el documento no especifica al beneficiario del título de crédito, por lo que se reconoce al tenedor del documento como el que tiene derecho de exigir el cobro establecido. 

El caso más significativo que podemos traer a cuenta es el de los cheques al portador, en el que la institución bancaria reconoce a quien se presenta con el documento como el que tiene derecho de exigir el pago pactado.

“El cheque expedido por cantidades superiores a las establecidas por el Banco de México, a través de disposiciones de carácter general que publique en el Diario Oficial de la Federación, siempre será nominativo. El cheque que no indique a favor de quién se expide, así como el emitido a favor de persona determinada y que, además, contenga la cláusula al portador, se reputará al portador”, establece la ley.

Dentro de los títulos de crédito, la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito también reconoce a los Certificados de Participación y los Certificados de Depósito y del Bono de Prenda.

En este caso, los Certificados de Participación se entienden como títulos de crédito que representan el derecho de su tenedor a una “parte alícuota de los frutos o rendimientos de los valores, derechos o bienes de cualquier clase que tenga en fideicomiso irrevocable para ese propósito la sociedad fiduciaria que los emita”.

¿Para qué sirve tener un título de crédito? 

Los títulos de crédito sirven como comprobante de un crédito o préstamo y permiten al acreedor tener un certificado de pago sobre algún tipo de crédito otorgado a una persona o a un grupo de personas que solicite dicho apoyo. Así todo que use un título de crédito estará protegido ante la ley mexicana.

Alcances de los títulos de crédito

Ahora ya lo sabes, los títulos de crédito son reconocidos por la ley y representan una obligación de pago entre las partes involucradas. El no cumplir con lo establecido, puede traer implicaciones legales.

De ahora en adelante, analiza muy bien las implicaciones de firmar una letra de cambio o un pagaré, por ejemplo.  Si eres beneficiario o tenedor de este tipo de instrumentos, sabrás que cuentas con un documento que ampara la obligación expresada. Por el contrario, si eres el que adquiere la responsabilidad, sabrás que cumplir con la obligación será necesario en los términos establecidos.