Administración financiera

Finanzas para recién graduados: consejos y errores más comunes

Eduardo Mendoza

24 junio, 2019 | 6 mins

Para los recién graduados, una meta después de obtener el título, es conseguir su independencia financiera. Se estima que en el ciclo 2017- 2018, se graduaron más de 659 mil estudiantes, según datos de la  Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). Así como para todos ellos es importante buscar el primer empleo, el primer sueldo y hasta la primera tarjeta de crédito, hay una pregunta obligada que deben hacerse:

Si acabo de salir de la carrera, ¿cómo administro mi dinero?

Esta es la inquietud a la que varios recién graduados buscan respuesta. El sistema escolar tiene en su tronco común el área físico matemática, pero nadie enseña lo básico de una buena educación financiera. Es decir, sin el conocimiento necesario, es muy fácil tomar malas decisiones al momento de gastar el dinero. 

Afortunadamente existen empresas como Resuelve tu Deuda que se preocupa por desarrollar una buena educación financiera. Por eso, Juan Pablo Zorrilla, Director General de la reparadora más grande de México, analizó y enlistó los cinco errores financieros más recurrentes de los recién graduados. 

5 errores financieros de los recién graduados

1. Gastar antes de ganar

“Nunca gastes tu dinero antes de tenerlo” dijo Thomas Jefferson. No quieras comprarte un auto o solicites un préstamo cuando no cuentes con los medios para solventarlo. Lo recomendable para los recién graduados es conseguir un empleo, garantizar una estabilidad laboral, un buen sueldo y un método de ahorro correcto para evitar deudas. 

2. Abuso de la primera tarjeta de crédito

Los padres que les dan una tarjeta de crédito a sus hijos por terminar la Universidad. no saben es que un mejor regalo para los recién graduados sería una buena educación financiera y enseñarles a armar un presupuesto. Como dice Juan Pablo Zorrilla, “una vez que se cuente con una tarjeta de crédito, el gasto en ésta no debe representar más del 30 por ciento de ingresos totales”.

3. Falta de un presupuesto definido

Aunque para los recién graduados se terminan las responsabilidades escolares, tareas, trabajos en equipo, etc., comienzan los planes de vida. Si se desean alcanzar estas metas, algo que no puede faltar es el presupuesto. “Sin esta herramienta, difícilmente se podrán depurar los gastos innecesarios y tener un control adecuado del dinero”, acota nuestro Director.

4. Mal uso de los meses sin intereses

Los meses sin intereses pueden ser amigos o enemigos. Se tiene que evaluar cuándo es mejor aprovechar esta forma de pago, pero primero hay que saber a qué se compromete uno. De lo contrario el exceso de estos generará gastos mayores y, si no se tiene un empleo fijo con ingreso constante, no se logrará la liquidación y se caerá en deuda. 

5. No contar con planes para la vida financiera

Si la decisión de elegir una profesión es estresante, es peor elegir un plan de vida a largo, mediano y corto plazo. Resuelve tu Deuda recomienda a los recién graduados “definir qué porcentaje de su salario será destinado a comprar su primer automóvil o ahorrar para la maestría antes de incurrir en los gastos innecesarios. Estas metas definidas le darán un esfuerzo y proporcionarán una guía para sus finanzas.”

Prevenir tu futuro: consejos financieros para recién graduados

Sabemos que el paso a la vida adulta puede ser complicado y que cada persona es diferente. Sin embargo, los siguientes consejos pueden ayudar a facilitar un poco el camino y lograr una estabilidad y hábitos financieros que los recién graduados aprovecharán el resto de su vida.

recienGraduados1_ResuelvetuDeuda

Conseguir un empleo

Aquellos que decidieron estudiar y nunca trabajaron a lo largo de la carrera, deben iniciar la hoja de vida. Ingresar todos los reconocimientos que obtuvieron en la universidad, los cursos o capacitaciones que recibieron ayudarán a tener un buen cv.

Los que se enfocaron en estudiar y trabajar al mismo tiempo, solo deben integrar en el historial laboral los distintos puestos y responsabilidades que tuvieron y comenzar a aplicar para las vacantes.

Administrar tu dinero de acuerdo con tus metas

Cuando se inicia con la vida laboral, muchas veces se comete el error de gastar el primer sueldo y esperar hasta la siguiente quincena. Se debe destinar un porcentaje al ahorro para que las metas de corto, mediano y largo plazo se cumplan poco a poco.

Usar correctamente las tarjetas de crédito y préstamos

Antes de solicitar una tarjeta o un préstamo, se debe analizar si es solventable. En el presente existen miles de empresas que ofrecen “facilidades” para adquirir alguno de estos servicios. La tarjeta de crédito no es un ingreso pues corresponde a un sistema de préstamo revolvente. Es decir, si se tiene un límite de dos mil pesos y se gasta todo, se debe liquidar la deuda para utilizarlos de nuevo, de lo contrario se cae en mora.

Para solicitar un préstamo se debe tener una estabilidad laboral y capacidad de pago durante algún tiempo pues los plazos para cubrir esta clase de créditos pueden ir de los seis meses a los diez años.

Aprender a ahorrar e invertir

No hay que malbaratar el dinero: ahorrarlo o invertirlo es una mejor opción. Si no hay hábito de ahorro siempre hay formas de comenzarlo: se abre una cuenta de ahorro en el banco y se otorga un 10% o 15% del sueldo obtenido. 

La inversión es uno de mayores activos en el futuro.Invertir en un negocio, en bienes raíces e incluso en educación. Sin embargo, nosotros te recomendamos invertir en plataformas digitales, ya que el dinero rendirá de la mejor manera. Se podrá encontrar  atractivas tasas de retorno y obtendrás rendimientos superiores a los del mercado. Te recomendamos visitar La Tasa.

Pensar en tu Afore

Tener una buena afore y aportar será fundamental para lograr una vida plena y estable al jubilarse. Se estima que para conseguir una pensión digna, se debe contar con un ingreso de al menos 60 o 70 por ciento de lo que percibía cuando se laboraba. La Comisión Nacional del Ahorro para el Retiro (Consar) recomienda ahorrar desde los primeros años de la vida laboral, así que los recién graduados deben tomarlo en cuenta.

“Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco”

Benjamin Franklin afirmaba que un gasto pequeño te puede llevar a la bancarrota, se debe valorar cada peso se gane, invertirlo o ahorrarlo es la mejor decisión que se puede hacer. Aún faltan 20 o quizá 30 años más de vida laboral, aprovechar todo lo que dan los trabajos hará que rinda mejor el dinero y no olvidar que un pequeño agujero hunde un barco. 

Eduardo Mendoza

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.