Deudas

¿Qué es una Quita? Bancaria o de Deuda

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

29 noviembre, 2017 | 5 mins

Probablemente has escuchado sobre este tema cuando alguno de tus conocidos o instituciones financieras se refieren a la liquidación de deudas. O tal vez tienes una idea de qué es una quita, pero si todavía tienes algunas dudas, continúa leyendo.

Tengo que contarte que alrededor de la quita giran varios mitos, por ejemplo, que no afecta el historial crediticio, es igual que una reestructura o que el descuento debe ser mayor al 50%. Al final, es una opción para liquidar deudas, y no es algo muy nuevo ni exclusivo de nuestro país ya que se lleva a cabo en diversos países como: Estados Unidos, España, Colombia. 

¿Qué es una quita bancaria?

Es una opción para liquidar una deuda a partir de un descuento que te ofrece el banco. Regularmente se presenta como opción de pago cuando se presentan retrasos importantes en el cumplimento de las condiciones del préstamo y tienen un impacto directo en el historial crediticio del cliente.

En términos sencillos, al proponer una quita, el banco está aceptando que ya no podrá recuperar una parte del dinero que otorgó a un cliente, con lo cual buscará recuperar lo más posible del recurso. No a todos se la pueden otorgar, ya que solo son para personas que ya no pueden pagar y tienen afectado el Buró de Crédito.

Características de quitas bancarias

Si bien es una alternativa para concluir con un adeudo. Así, entre los puntos a tomar en cuenta de esta negociación con los bancos destacan: 

  • No es un borrón y cuenta nueva. Tiene un impacto directo en el comportamiento crediticio del deudor.
  • No es una alternativa para todos. Los bancos las aplicarán a partir de las características de cada cliente y las posibilidades que tiene de pagar.
  • No todos los bancos te la ofrecen.
  • Una vez que utilizas una quita tu Buró Crédito quedará con la marca leyenda clave 97.

¿Cuándo utilizar una quita?

Si tu deuda se ha vuelto inmanejable, es momento de negociar una quita con el banco. En la mayoría de los casos, es la única alternativa para alcanzar a pagar tus deudas sin necesidad de un préstamo.

En ese sentido, analiza si tu capacidad de pago ya no da para ponerte al corriente o si tuviste una disminución o pérdida de ingresos por alguna eventualidad, es momento de que analices acercarte a tu banco y negociar una quita.

¡Espera!

Seguramente estás pensando que liquidar con quita es la peor opción, pero más bien depende de las circunstancias.

¿Son buenas o malas las quitas bancarias? 

Positivas, si se considera que son una alternativa para terminar con una deuda que se ha vuelto un dolor de cabeza y ya ha provocado severos problemas en tus ingresos personales. 

Son malas, en el sentido de que en los escenarios más extremos, cabe la posibilidad de que por años no se tendrá acceso al crédito, pero esto sucederá también si no logras pagar tu crédito sin necesidad de utiliza una quita.

En ese sentido, se debe ser consciente del impacto en el Buró de Crédito y las consecuencias de no tener acceso a productos financieros, lo cual puede complicar el acceso a la vivienda, a recursos para una emergencia, por mencionar los más importantes.

quita1_ResuelvetuDeuda

¿Qué pasa cuando se usa una quita o clave 97?

Por supuesto que liquidar de esta forma tiene sus desventajas. Velo de esta manera, si prestas dinero a alguien vas a querer que te pague todo, no sólo una parte del adeudo. Como la institución financiera no recupera en su totalidad el dinero que prestó ni las comisiones e intereses que fueron acordadas, se reporta un quebranto al contrato y aparecerá en el historial crediticio del cuentahabiente.

¿A quiénes beneficia esta forma de pago?

En Resuelve tu Deuda siempre recomendamos que si la cuenta a pagar sigue al corriente lo mejor es encontrar la manera de mantener ese buen comportamiento, y una opción es utilizar la consolidación de deudas.

Pero también existe la otra cara de la moneda y acordar con el banco un descuento es enorme beneficio cuando se tiene más de un mes sin pagar y como resultado los mínimos se han vuelto inalcanzables y el monto de la deuda se ha duplicado por intereses.

Cuando el consumidor se encuentra en una situación así y su historial crediticio ha sido afectado por una mala administración, este deberá afrontar las prácticas de cobranza amigables correspondientes. Así que aceptar un descuento, al no tener la solvencia para liquidar en su totalidad, suena a una opción más alcanzable.

Toma la decisión correcta

Ahora ya sabes qué es una quita, cuáles son las consecuencias y en qué momentos resulta una buena opción. Recuerda que siempre es mejor informarse antes de decidir qué camino seguir en tu vida financiera.

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.