Administración financiera

Paro técnico laboral: ¿qué es y cómo funciona?

Eduardo Mendoza

9 septiembre, 2020 | 9 mins

El impacto por la pandemia de Covid-19 ha trastocado la operación cotidiana de todas las empresas. Sin importar el tamaño, los negocios han tenido que buscar alternativas para garantizar ingresos y evitar despidos o cerrar de forma definitiva.

Las autoridades mexicanas han solicitado que los empresarios negocien en la medida de lo posible con sus trabajadores a fin de encontrar soluciones para enfrentar las condiciones económicas actuales.

¿Qué es un paro técnico laboral? 

 En ese sentido, la legislación del país permite a las empresas una figura conocida como “paro técnico”, un esquema de operación acordado con sus empleados donde se modifican, de forma temporal, horarios, salarios y otros aspectos laborales, sin que esto condiciones generales de trabajo, y así asegurar la existencia de la fuente de empleo.

¿Pueden las empresas recurrir a este paro técnico laboral?

Ante las afectaciones que ha generado la contingencia por Covid-19, se ha popularizado en el país el término ‘paro técnico laboral’. Pero, ¿a qué se refiere? ¿Qué empresas pueden recurrir a esta figura? 

En primera instancia es preciso mencionar que la Ley Federal del Trabajo no define ni contempla como tal el concepto de paro técnico laboral. Sin embargo, cabe destacar que este término comenzó a circular en México a partir de la crisis financiera mundial de 2009. 

No obstante, a pesar de no estar reconocido en la legislación laboral mexicana, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) define al paro técnico laboral como “la suspensión temporal de las relaciones laborales”, o bien, como “la reducción de las condiciones generales de trabajo, principalmente en la jornada y salarios, por así convenir a los intereses tanto de los patrones como de los trabajadores con la finalidad de evitar conflictos y preservar el empleo”.

De esta forma, de acuerdo con algunos especialistas, el fundamento legal del paro técnico en México se puede remitir a la Ley Federal del Trabajo en su artículo 57 párrafo II, pero sobre todo, al artículo 427, en donde se reconoce la posibilidad de suspender de manera temporal las condiciones en una relación laboral ante circunstancias particulares.

En el caso del artículo 57 párrafo II, la legislación establece que “el patrón podrá solicitar la modificación (de las condiciones de trabajo) cuando concurran circunstancias económicas que la justifiquen”. 

Por otro lado, el artículo 427, establece las causas de suspensión temporal de las relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento.

¿Cómo funciona un paro técnico? 

Si bien la Ley Federal del Trabajo en México explica que los paros técnicos serán lícitos únicamente cuando el exceso de producción haga necesario suspender el trabajo para mantener los precios en un límite costeable, previa aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje, la misma Secretaría del Trabajo ha reconocido que es una medida aplicable ante un escenario caída en la actividad económica, tal y como ocurre actualmente ante la contingencia sanitaria.

De hecho, en la crisis financiera global de 2008 y 2009, México aplicó los paros técnicos, bajo el nombre de “Programa para la Preservación del Empleo”, esquema que buscaba reducir los costos para las empresas. Así, la medida fue bien recibida y aplicada principalmente por la industria automotriz.

Así, prácticamente todos los analistas y organismos internacionales coinciden en que el efecto económico que tendrá la pandemia de Covid-19 será algo nunca visto en muchos años, con lo que se deberán aplicar medidas extraordinarias para preservar el empleo y la continuidad de las empresas.

¿Cuáles son los requisitos para el paro técnico laboral? 

Para que una empresa pueda aplicar un paro técnico laboral, deben cumplirse algunos requisitos. En primera instancia, la medida debe ser resultado de un acuerdo entre trabajadores y empleador. En este acuerdo se deben establecer por consenso las nuevas condiciones en las que se laborará, entre las que se contemplan ajustes en el sueldo, así como en horario laboral. 

La medida es reconocida por las autoridades como una acción válida ante escenarios complejos, sobre todo para proteger el empleo.  

Por otro lado, la Ley Federal del Trabajo establece como causas para que una empresa emprenda la suspensión temporal de las relaciones de trabajo a:

  1. La fuerza mayor o el caso fortuito no imputable al patrón, o su incapacidad física o mental o su muerte, que produzca como consecuencia necesaria, inmediata y directa, la suspensión de los trabajos.
  2. La falta de materia prima, no imputable al patrón.
  3. El exceso de producción con relación a sus condiciones económicas y a las circunstancias del mercado.
  4. La incosteabilidad, de naturaleza temporal, notoria y manifiesta de la explotación.
  5. La falta de fondos y la imposibilidad de obtenerlos para la prosecución normal de los trabajos, si se comprueba plenamente por el patrón.
  6. La falta de ministración por parte del Estado de las cantidades que se haya obligado a entregar a las empresas con las que hubiese contratado trabajos o servicios, siempre que aquéllas sean indispensables.
  7. La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente, en los casos de contingencia sanitaria.

Cabe destacar que a excepción del numeral 7, en los otros escenarios debe existir la resolución de un tribunal laboral para que proceda la suspensión laboral

¿Cuáles son las consecuencias del paro técnico laboral? 

A pesar de que la intención del paro técnico es evitar consecuencias mayores, como la pérdida de empleo o el quebranto de las empresas, hay algunos efectos que se deben contemplar al momento de aplicar este tipo de esquemas. 

El mayor, por supuesto, es la afectación en el ingreso de las familias. Al tener que reducir las actividades por alguna eventualidad, el salario es el elemento que se ve más trastocado. 

Cabe destacar que el paro técnico debe ser el resultado de una negociación y no debe verse como una imposición. Aunque, ante escenarios como el traído por la pandemia, se ha solicitado comprensión de todas las partes para superar el escenario complejo. 

¿Cómo se paga al trabajador en un paro técnico?

Un paro técnico no puede aplicarse de manera unilateral, es decir, que el dueño de la empresa decida modificar los días laborales, salarios o prestaciones sin informar y negociar con sus trabajadores, de lo contrario estaría infligiendo la legislación mexicana y podría ser acreedor a fuertes sanciones monetarias.

Bajo ese escenario, si las condiciones actuales han llevado a tu jefe o al dueño del lugar donde laboras a proponerte cambios en tus labores cotidianas, debes considerar los siguiente: 

  • Cualquier acuerdo debe ser presentado por escrito.
  • La empresa debe explicar las condiciones actuales de la empresa y los efectos en su operación y los salarios de sus trabajadores.
  • En los casos más extremos, puede presentarse una suspensión de actividades por un tiempo definido de tiempo.
  • Pueden aplicarse vacaciones obligatorias o llevar al trabajador a tomar los días de descanso que había dejado pendientes.
  • La empresa debe comprometerse a no despedir al trabajador por las actuales condiciones económicas.

¡Cuida tus derechos laborales!

Toma en cuenta que puedes no aceptar las condiciones que quiera negociar tu empleador; sin embargo, es recomendable negociar ante la situación económica adversa que se vive en el país, que hasta el momento se espera que sea pasajera y en unos meses se vuelva a retomar la actividad productiva.

En ese sentido, debes cuidar que en el acuerdo presentado por la empresa quede muy claro que el paro técnico es de carácter temporal y a partir de que mejoren las condiciones, se debe regresar al mismo salario, horarios, prestaciones y otros aspectos que se hayan negociado como parte de la modificación parcial de las operaciones de la empresa. Recuerda que es un mal momento para quedarse sin empleo, así que, en la medida de tus posibilidades analiza la viabilidad para tus finanzas de aceptar un paro técnico que busque aplicar la empresa en la que laboras; de lo contrario, puedes solicitar asesoría en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

¿Qué hacer si tengo deuda de crédito pyme? 

La pandemia ha traído problemas de liquidez a las empresas, y en ese contexto muchas se preguntan: ¿Qué puedo hacer si tengo alguna deuda de crédito Pyme? 

Hoy en día hay al menos tres caminos que se pueden tomar: 

  1. Acudir con una Reparadora de Crédito.
  2. Reestructurar la deuda. 
  3. Consolidar deudas. 

Específicamente, si tu empresa se encuentra en una situación de insolvencia que pone en riesgo el poder cumplir con los pagos de crédito, la alternativa principal a contemplar es acudir con una Reparadora de Crédito.

Este tipo de empresas son especialistas en negociar las deudas con los acreedores. Por lo que, no solo conseguirán definir un nuevo esquema de pago flexible, acorde a las posibilidades de tu empresa, sino que pueden conseguir descuentos sobre el pago de las deudas. 

Toma en cuenta que si contemplas reestructurar la deuda, esta opción sólo es viable en los primeros meses de endeudamientos. Por el contrario, si contemplas la opción de consolidar los pasivos, no pierdas de vista que para acceder a este esquema no debes presentar retrasos. Pero no todos los bancos te ofrecen estas opciones, por lo que si te encuentras interesado en liquidar tu cuenta, recurre a una reparadora como Resuelve tu Deuda que también liquida créditos pyme

Eduardo Mendoza

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.