Administración financiera

Cómo pagar tu tarjeta de crédito

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

4 octubre, 2017 | 6 mins

Seguramente has escuchado que pagar el mínimo de tu tarjeta de crédito es una medida que te permite dividir el monto de la deuda en mensualidades más pequeñas, mientras mantienes tus cuentas vigentes. Todo esto parece genial, especialmente frente a la diferencia que existe con el pago para no generar intereses. No obstante, podría ocurrir que al aplicarlo no sólo prolongues el periodo para liquidar, sino que termines debiendo una cantidad mucho mayor a la inicial.

Si aún tienes dudas sobre aplicar o no este pago en el próximo periodo, quédate y te brindaremos la información que necesitas para decidir. 

¿Qué sucede al pagar el mínimo de la tarjeta de crédito?

Primero hay que definir qué es lo que entendemos por pago mínimo de tu tarjeta de crédito. Así se le conoce al monto más pequeño indispensable que deberás depositar antes de tu fecha límite para que tu cuenta se considere al corriente. 

Al contrario de lo que sucede con el pago para no generar intereses, el mínimo es sólo una fracción de tu deuda, por lo que tendrás que pagar los intereses ya que no habrás liquidado tu cuenta. En consecuencia, el monto final se hará más grande que el costo del producto o servicio que adquiriste y el plazo se extenderá. 

¿En México pagamos el mínimo de la tarjeta de crédito?

pagoMinimo1_ResuelvetuDeuda

De acuerdo con la información de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF, 2018), entre las personas que poseen una tarjeta de crédito, el 64% paga lo requerido para no generar intereses, es decir, son totaleros. De ahí, un 17% deposita más del mínimo requerido, lo que si bien no es lo idóneo, tampoco deja que la deuda se descontrole. Un 15% se mantiene con los pagos mínimos, y el resto no puede aportar ni esta cantidad. 

Con esta información vemos que en general hay un uso responsable del crédito ya que más de la mitad de los tarjetahabientes se preocupan por liquidar su deuda a la fecha límite del periodo que corresponde. No obstante, 4 de cada 10 se mantiene pagando intereses, situación que, dependiendo de la salud financiera de cada uno, puede ser una medida para mantenerse vigente o un paso previo al impago.

¿Cómo se calcula el pago mínimo de tu tarjeta?

De acuerdo con el Banco de México, existen dos maneras de calcular el monto mínimo y en cuyo caso se aplicará la opción que genere un pago mayor, ya que eso provocaría que aportes un monto más alto a tu saldo. Las fórmulas son:

  • Lo que resulte del 1.25% de tu línea de crédito.
  • La suma del 1.5% de los que debes más los intereses de dicha cantidad con IVA.

Veamos un ejemplo. Pensemos que el saldo, o lo que debes, de tu tarjeta es $10,000 pesos, mientras que el límite de tu crédito es de $35,000. Aplicando la primera fórmula el pago mínimo sería de $437.5 pesos. 

En el segundo caso, imaginemos que la tasa de interés anual es de 40%, lo que aplicaría al periodo una de 3.33%. Con esta información calculamos que el 1.5% de lo que debes es $150, mientras que los intereses de dicha cantidad son $333. Lo que nos da un total de $483 pesos.

En el ejemplo anterior, se aplicaría el segundo resultado pues es un monto mayor. No obstante, de esos $483 pesos, únicamente el 31% de esa cantidad se irá al capital, mientras que el resto representa lo que estarías pagando en intereses. Por lo tanto, en cualquier caso, el dinero que se va a capital es menor que el de los intereses por no haber liquidado. 

Consecuencias de solo pagar el mínimo de tu tarjeta de crédito:

Pensemos que a pesar de toda esta información, decides aportar únicamente esta cantidad. El resultado de esto conlleva:

  • Abonar  a tu crédito el pago mínimo implicaría que el próximo mes tendrás que realizar el pago los intereses generados (por no liquidar el monto completo) más lo que corresponde.
  • La cantidad que se destina al capital (préstamo) es menor.
  • Cuando se aplaza el pago completo de cada mes se genera un efecto bola de nieve, es decir, tus pagos mínimos poco a poco se harán más grandes y tardarías años en liquidar una deuda que en un inicio era pequeña.
  • De acuerdo al inciso anterior, corres el riesgo de llegar a un punto donde ni los pagos mínimos sean un monto que puedas cubrir por lo que es más probable caer en morosidad y tu historial en el Buró de Crédito podría verse afectado.
  • Tu deuda inicial termina por duplicarse.
  • Por si te quedan dudas, puedes realizar un ejercicio con la calculadora de pagos mínimos de la Condusef, podrás observar que pagar más del mínimo le conviene a tus finanzas personales.

¿Qué puedes hacer para evitar pagar los mínimos de tu tarjeta de crédito?

En primer lugar, debes pensar bien lo que vas a comprar. Ya sea que gastes sólo en lo que puedes liquidar en un solo pago para volverte totalero, o bien, aprovechar los Meses sin Intereses, pero con moderación.

Si por algún motivo no puedes liquidar a la fecha de corte, procura depositar una cantidad mayor al pago mínimo. Esto no evitará que se generen intereses el próximo periodo, pero sí podrás controlar mejor tu nivel de endeudamiento.

Suponiendo que no puedes depositar ni un peso más del mínimo, entonces aplica esta medida y comprométete a pagar una cantidad mayor la próxima vez.

En caso de que te encuentres en impago o que al ya no poder pagar los mínimos de tus tarjetas hayas caído en mora, acércate a Resuelve tu Deuda y averigua cómo podemos ayudarte a liquidar con tu propio dinero y sin pedir un préstamo extra.

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.