Administración financiera

Mujeres no invierten, ¿por qué?

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

7 marzo, 2019 | 4 mins

¿Las mujeres no invierten? Todo parece indicar que así es. Aunque actualmente estamos participando activamente en el mundo financiero, aún hay muchas áreas en las que debemos seguir adquiriendo presencia. De acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, de cada 10 inversionistas 7 son hombres, lo que plantea la magnitud de la problemática que vivimos.

Sin embargo, hay estudios que demuestran que las mujeres suelen obtener un rendimiento mayor (+2%) al de los hombres, esto se debe a que nos dejamos llevar menos por las emociones, analizamos detalladamente nuestras opciones antes de tomar una decisión y somos mucho más pacientes. Entonces, si somos mejores en invertir nuestro dinero por qué no lo estamos haciendo.

¿Por qué las mujeres no invierten?

Una razón importante que debemos considerar es la brecha salarial. En México, en promedio las trabajadoras con estudios universitarios ganan 26% menos que los hombres. Esto quiere decir que al recibir un sueldo inferior, se limitan las opciones para ahorrar e invertir nuestro dinero.

Otro factor es que nosotras resultamos más precavidas al momento de ocupar nuestro dinero y por eso somos más conservadoras a la hora de decidir en dónde depositarlo. Por ejemplo, si contamos con cierta cantidad pero consideramos en lo que podemos ocuparlo, quizá nos resulte más atractivo tenerlo en productos menos arriesgados aunque la ganancia se vea disminuida.

Inclusive, mantenerlo en una cuenta de ahorro se asegura la liquidez suficiente para disponer de ese dinero en caso de alguna emergencia, lo que podría influir para que las mujeres no invierten.

¿Cómo puedes comenzar a invertir?

En primer lugar, no te preocupes, no requieres millones comenzar. Lo que necesitas para saber para invertir correctamente es lo siguiente:

  1. Primero, pregúntate ¿para qué estás invirtiendo? Puede ser para comprarte una casa, costear gastos de un evento, un viaje o para tu jubilación. Esto nos brindará un “horizonte” al que queremos llegar.
  2. Ya que hayas definido lo anterior, entonces debes averiguar ¿cuándo lo necesitas? Recuerda que los plazos de inversión pueden ser cortos, medianos o largos. Si aún no lo tienes muy claro, acuérdate del punto anterior y, en función de tu meta, define el tiempo para lograrlo. Por ejemplo, invertir para tener lograr una buena jubilación es una meta para la que aún faltan varios años.
  3. Después, identifica ¿qué tipo de riesgo deseas correr? Esto definirá tu perfil como inversionista pues los hay conservadores, moderados o arriesgados. Aquí cabe mencionar que, generalmente, a mayor riesgo, mayor será tu rendimiento. Por lo que te recomiendo diversificar tu portafolio y contar con distintas opciones para poder tener varios rendimientos y disminuir el riesgo
  4. Por último, ¿cuánto estás dispuesta a invertir? Algunos productos de inversión tienen un monto mínimo de entrada que parece estar fuera de nuestro alcance, perro no te apures, hay instrumentos para poder participar desde 100 pesos

Algo muy importante, no te dejes marear por términos financieros, la industria a veces ocupa lenguaje que no nos resulta familiar, pero es cuestión de aprenderlo poco a poco. Para evitar gran parte de esos dolores de cabeza, yo soy partidaria de invertir en empresas fintech o de tecnología financiera.

En ese ecosistema, un gran sitio para comenzar es La Tasa, pues no sólo ofrece rendimientos anuales superiores al 15%, también tiene precios muy competitivos frente a las opciones tradicionales. Lo anterior, es porque gran parte de sus operaciones las realizan de forma digital.

Por último, quiero que te quedes con lo siguiente: no importa tu género, edad o sueldo, la inversión está al alcance de todos, sólo debes encontrar la opción adecuada para tus circunstancias.

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.