Administración financiera

Finanzas para freelance

Amanda Salinas

10 abril, 2019 | 7 mins

La idea de ser freelance y trabajar por tu cuenta puede resultar muy atractiva. Ser dueño de tu tiempo, establecer tus horarios y tener la libertad para aceptar los proyectos en los que quieres colaborar son algunos de los puntos que más pueden llamar la atención. Sin embargo, este modelo laboral tiene una serie de implicaciones que pondrán a prueba tu capacidad de organización.

Así que si estás convencido de tomar este camino, o ya estás en él, es importante que pongas atención en los siguientes puntos:

1. ¿Cuánto vale tu hora de trabajo como freelance?

Establecer tu salario por hora te permitirá organizar tu tiempo y optimizarlo para así, saber hasta cuántos proyectos puedes aceptar. Es importante calcularlo bien pues esto repercutirá directamente en los ingresos que tendrás.

Tu salario por hora debe contemplar desde la experiencia laboral, el gasto de insumos e incluso el tiempo que estás gastando para traslados y juntas. Puedes investigar con algunos amigos que trabajan en el mismo sector para que puedas darte una idea del tabulador. También puedes apoyarte en una calculadora freelance para realizar la cuenta.

Esta operación te servirá no sólo para cotizar mejor tus proyectos, sino también para establecer cuántas horas deberás dedicarle a cada uno.

2. ¿Cuánto necesito ganar como freelance?

Quizá no puedas establecer un ingreso fijo, sobre todo al inicio, pero deberás al menos establecer una cantidad mínima de ingresos al mes para cubrir tus necesidades.

Para iniciar, elabora un presupuesto. Toma en cuenta que el 70% de tus ingresos deberá destinarse a gastos fijos, mientras que el 30% será para entretenimiento, pago de deudas y ahorro.

Sin embargo, considerando que cuando eres un trabajador independiente, tú eres el único responsable de la contratación de diversos servicios importantes para tu futuro. Por lo tanto, la lista de tus gastos será más larga que la de alguien bajo el régimen de asalariado.

En los pagos que siempre debes contemplar se encuentran: la renta de casa, el transporte y la alimentación. Sin embargo, también en estos gastos de deben contemplar algunos productos financieros.

Afore

¿Has pensado cuánto dinero necesitarás para tu jubilación? Si planeas trabajar de forma independiente durante gran parte de tu vida, es importante que realices un cálculo para saber cuánto deberías de estar ahorrando mensualmente para tu retiro.

¿A qué edad te gustaría dejar de trabajar? Dependiendo de esa respuesta, calcula cuántos años vas a vivir estando jubilado y cuántos te faltan para llegar a ello. Por ejemplo, en mi caso me gustaría retirarme a los 60 años. Tomando en cuenta que tengo 30 y que podría vivir hasta los 80, necesito que mis ingresos cubran 20 años de vida y me faltan otros 30 para llegar a esa edad.

Ahora debemos pensar ¿cuánto ingreso te gustaría tener por mes siendo jubilado? Vamos a establecer una cifra de $10,000 eso quiere decir que necesitaría en total $2,400,000, de acuerdo con el siguiente cálculo:

20 años jubilada x 12 meses = 240 meses x $10,000 al mes = $2,400,000

Ahora, divide esa cantidad entre los meses que te quedan antes de jubilarte, en mi caso son 360 meses (30 años x 12)

$2,400,000 / 360 = $6,666

Si bien, parece una cantidad difícil de ahorrar, los vehículos financieros, como las afores, permiten con los rendimientos llegar a la meta más rápido. Averigua cuánto tendrías que aportar cada mes y compara entre las distintas compañías que ofrecen este servicio para que decidas cuál es la opción que más te conviene. También puedes contemplar algunos instrumentos de inversión, como La Tasa, que te permiten tener rendimientos más altos e incrementar la suma final.

Aguinaldo

Por ley, los trabajadores contratados por honorarios no tienen derecho al pago de aguinaldo. Por ello, tomando en cuenta que, por las festividades, en diciembre siempre tenemos gastos extras, sería un gran detalle para tu yo del futuro generar un pequeño ahorro bajo este concepto.

Considerando que regularmente los trabajadores reciben 15 días de sueldo, debes dividir tu ingreso mensual entre 30 días para sacar el ingreso unitario y multiplicarlo por 15. Por ejemplo, si ganas $15,000 al mes:

$15,000 / 30 días = 500 x 15 días = $7,500

Ahora, esta cifra divídela por 12 meses, y el resultado será la cantidad mensual que deberás ahorrar para obtener este apartado.

$7,500 / 12 meses = $625

Fondo de emergencia

Toda persona debería contar con un fondo de emergencia que pueda cubrir, al menos, 6 meses de tus gastos ordinarios. Esto, sin importar el régimen bajo el que labora, pues aplica tanto si eres freelance como asalariado. Sin embargo, tomando en cuenta la inestabilidad que conlleva el trabajo por honorarios, este ahorro debe ser una prioridad.

Piensa que recibes unos $12,000 al mes y quieres hacer un fondo que sea 6 veces esto. La cantidad que tendrías que juntar es $72,000, por lo que deberías ajustar el plazo para aportar una cantidad pequeña mes a mes y así alcanzar esta meta.

Seguro médico

Nunca estamos exentos de enfermedades o accidentes por eso es importante que contemples el pago de un seguro médico. De inicio tienes dos opciones:

1. IMSS: puedes afiliarte a través de Régimen de Incorporación Voluntaria al Régimen Obligatorio del Seguro Social con una cuota anual de $10,165.94. Hacer este trámite es tan sencillo que hasta puedes hacerlo en línea.

La cobertura de esta incorporación voluntaria es de 1 año, iniciando los servicios médicos del IMSS para ti a partir del primer día del mes siguiente al de tu ingreso al seguro social.

2. Seguro de Gastos Médicos Mayores: es un servicio que ofrecen distintas aseguradoras y está orientado a cubrir los gastos médicos hospitalarios necesarios para la recuperación, en caso de un accidente o enfermedad prevista en el contrato. Puedes ocupar el simulador de CONDUSEF para revisar qué tipo de cobertura es la que te conviene. 

Además, recuerda que el pago de la prima es deducible de impuestos.

Impuestos

El pago de impuestos es uno de los temas más delicados. No sólo por el orden que debes tener para no atrasarte en tus declaraciones, si no por el que debes llevar para apartar parte de tu ingreso para ellos.  Un tip es guardar el 10% de tu pago inmediatamente después recibirlo, así cuando llegue el momento de pagar, no tendrás que disponer ese monto de otro fondo.

3. Papelito habla: el contrato freelance

Te recomendamos siempre firmar un contrato que establezca tiempos de entrega, honorarios y fechas de pago, contemplando el depósito del 50% como anticipo por tu trabajo. Este dinero cubrirá el gasto de algún insumo que requieras y agregará formalidad al compromiso que ambas partes deben mantener.

Si por algún motivo, una proyecto se cancela antes de llegar a término, o tu cliente tiene alguna razón para dar por terminada la colaboración, tener una cláusula de “cancelación” te salvará para no dar por perdido el tiempo que ya tenías invertido. Otros puntos que puedes considerar son cláusulas que hablen de la propiedad intelectual o incluso de la exclusividad que puedas dar como trabajador para esa cuenta.

Por último, si en algún mes tienes un proyecto extra que no tenías contemplado, utiliza ese pago para completar alguno de tus fondos pendientes, como el aguinaldo o el de emergencias. Una vez completado estos, la recomendación es que utilices ese dinero para cubrir alguna deuda y en caso de que no tengas, puedes destinarlo al rubro de entretenimiento.


Amanda Salinas

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.