Deudas

Estoy en Buró y necesito un préstamo: ¿Qué hago?

EstoyEnBuróNecesitoPréstamo

¿Te ha pasado que necesitas un préstamo y no te lo conceden debido a que estás en Buró de Crédito? Si la respuesta es positiva, pon atención, pues en este texto te diremos cuáles son las opciones que tienes. 

Lo primero que debemos dejar claro es que todos estamos en Buró de Crédito, así que deja de temerle a esa singular frase. 

Desde que comenzamos nuestra vida financiera somos incluidos en el llamado Buró, y con el paso del tiempo se formará nuestro historial crediticio, el cual puede ser negativo o positivo, dependiendo de qué tan buen o mal pagador seas. 

Esa calificación será clave en tu vida, pues de eso dependerá que las instituciones financieras decidan darte o no un préstamo. 

Si durante tu vida has demostrado ser un buen pagador, no tendrás problemas, se pelearán por darte un préstamo, pues están seguros que lo devolverás. En contraste, si no lo has sido, difícilmente alguien querrá darte uno. 

Nuestro primer consejo es decirte que cuides mucho tu historial, pues nunca se sabe cuando se pueda necesitar de manera urgente un crédito, y siempre es mejor tener muchas opciones a las cuales acercarse. 

Si desafortunadamente ya dejaste de pagar un préstamo, busca la manera de pagarlo, acercate al banco para realizar un trato o busca a empresas especializadas, como pueden ser las llamadas reparadoras de deuda.  

De esa forma, y con el tiempo, se comenzará a limpiar tu historial. 

Te puede interesar: Préstamos sin Buró ¿cómo consigo uno?

¿Y si ya tengo un mal historial y me urge un préstamo?

En el panorama más complicado se puede dar el caso de que ya tengas un mal historial crediticio y por alguna razón necesitas urgentemente un préstamo. 

Si este es tu caso, lo más probable es que ningún banco, o incluso pequeñas microfinancieras te quieran un préstamo, pues asumirán que no se los regresarás. 

Ante este panorama, guarda la calma, pues en el mercado hay otras opciones que puedes explorar, como por ejemplo, el de los créditos rápidos o exprés.

Este tipo de préstamos son otorgados, principalmente, por las llamadas Fintech, que son empresas de tecnología financieras, las cuales usan parámetros distintos a los de los bancos tradicionales. 

Estas empresas usan la tecnología para medir el riesgo que representas, además de que toman decisiones en cuestiones de horas o incluso minutos. 

Dada su tecnología, suelen pedir muchos menos requisitos para conceder créditos, además de que regularmente todo lo hacen vía internet. 

Por lo anterior, estas empresas no suelen revisar el Buró de Crédito, lo que significa que acceder a un préstamo con ellas es mucho más fácil. 

No obstante, no todo es bueno, pues al asumir un mayor riesgo, y al dar respuesta de manera acelerada lo compensan con tasas de interés más elevadas en comparación con la media que ofrece la banca tradicional.

En el mercado mexicano, la oferta de préstamos rápidos es muy amplia y variada, por eso te recomendamos investigues a profundidad y sobre todo, compares las diferentes condiciones y requisitos que ofrecen. 

Lo más importante es que encuentren un equilibrio entre un buen monto de préstamo, un buen plazo, pocos requisitos, inmediatez y sobre todo una baja tasa de interés. 

Finalmente, lo que nosotros te recomendamos es que sólo pidas un préstamo exprés en caso de emergencia, es decir, para cubrir alguna enfermedad, accidente o cualquier imprevisto. 

Nunca lo uses para pagar alguna otra deuda, porque lo único que provocarás es que con el tiempo lo que debes sea aún más, y mucho menos lo utilices para gastos corrientes como entretenimiento o bien, para pagar el supermercado. 

Además si tienes alguna deuda pendiente que por consiguiente esté registrada en el Buró de Crédito, puedes acercarte a una reparadora de crédito para saldarla. 

Como por ejemplo a Resuelve tu Deuda, reparadora con más de 10 años de experiencia en el mercado mexicana, la cual con su estrategia de negociación puede conseguirte descuentos de hasta 50 por ciento de tu deuda original. 

Te puede interesar: Préstamos en línea sin Buró