Deudas

Defensa del deudor: reparadoras de crédito

DefensaDelDeudor

Tener obligaciones no cumplidas con alguna institución no es motivo para recibir malos tratos. Debes saber que aunque exista un saldo vencido, hay derechos que asisten al deudor y que se deben respetar.

Como seguro sabrás, en México existe la práctica de la cobranza extrajudicial. Es decir, una serie de gestiones que emprenden las instituciones otorgantes de crédito, en su mayoría a través de terceros, para reclamar el pago de una deuda.

Si bien este método es aceptado como válido, algunos encargados de dar seguimiento al cobro de las deudas han incurrido en malas prácticas. Principalmente, se ha detectado que despachos de cobranza contratados para esta tarea emplean métodos de intimidación y amenaza para reclamar el pago de un saldo vencido.

No obstante, esta serie de acciones no están permitidas, y atentan contra los derechos de los deudores, en los que se contempla como gran eje rector tratar con respeto a las personas.

Pero, entonces, ¿cuáles son los derechos del deudor?

Al respecto, la Condusef.gob.mx ha hecho mucho énfasis en el tema. Entre otras cosas, destaca que son derechos del deudor:

  • Ser tratado con respeto en todo momento. Se debe evitar los métodos coercitivos para reclamar el pago de una deuda.
  • No ser hostigado mediante llamadas telefónicas. Los despachos de cobranza deben regirse con ética y sólo tener comunicación telefónica en un horario de 7 a 22 horas.
  • Recibir información clara. Los despachos de cobranza deben presentarse desde el inicio con total transparencia. Ya sea por escrito o verbalmente, los encargados de dar seguimiento al tema de la deuda deben identificarse y brindar perfectamente los datos relacionados con el reclamo.

Cabe recordar que los despachos de cobranza no tienen facultades para iniciar procedimientos judiciales, y su competencia sólo se limita a negociar con el deudor el pago del compromiso. En ese sentido, incluso, el Código Penal establece como delito cuatro malas prácticas que pueden realizar lo despachos de cobranza, entre las que se encuentran:

  • Amenazar, ofender o intimidar al deudor, familiares, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda.
  • Enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales u ostentarse como representantes de algún órgano jurisdiccional o autoridad.
  • Gestión de Cobranza con maltrato y ofensas.
  • Utilizar nombre o denominación que se asemejan a una institución pública para hacer creer el inicio, por ejemplo, de procedimientos judiciales.

¿Qué hacer para librarse de los despachos de cobranza?

La realidad es que la labor de los despachos de cobranza no terminará hasta que el deudor y la institución a la que representan lleguen a un acuerdo para saldar la deuda.

En este sentido, una de las alternativas que existen para librarse de los despachos de cobranza es apoyarse en las reparadoras de crédito. Pero, ¿por qué?

Como es sabido, las reparadoras de crédito, como el caso de Resuelve Tu Deuda, son especialistas en negociar con los acreedores. De esta forma, en el momento que te acercas con este tipo de especialistas, se convierten en tus nuevos defensores.

Así, al convertirse en los encargados de negociar las deudas existentes, los despachos de cobranza ya no tendrán que dirigirse más contigo. Ahora, todo el tema se atenderá directamente con la reparadora de crédito.

Recuerda que si te encuentras en una situación complicada en la que ya no te es posible hacer frente a los compromisos financieros, empresas como Resuelve Tu Deuda son la opción.

En el caso de Resuelve Tu Deuda, no sólo negocian un nuevo esquema para el pago de las deudas, sino que pueden conseguir quitas en el monto de la deuda. Aunado a lo anterior, uno de los principales beneficios que otorgan este tipo de esquemas es que se crea un plan de ahorro a la medida, esto con la mira de generar los recursos necesarios para liquidar la deuda con recursos propios, sin la necesidad de solicitar más préstamos.