Utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Productos financieros

Todo lo que tienes que saber sobre banca electrónica

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

30 marzo, 2021 | 4 mins

En los últimos tiempos y, sobre todo, inspirada por pandemia provocada por el coronavirus (que ha hecho que las personas hagan más gestiones de forma telemática), el concepto de banca electrónica está más latente que nunca y es que se trata de un nuevo método en el que, en la actualidad, operan las entidades bancarias con sus clientes.

¿Cómo es la banca electrónica?

La banca tradicional es aquella en la que las operaciones se realizan en las oficinas físicas que tiene el banco. Para ello se utilizan papel y asesoramiento o asistencia del personal de la oficina bancaria.

En cambio, la banca electrónica (ofrecida en la actualidad por todas las entidades bancarias) consiste básicamente en que el banco pone a disposición de sus clientes un app o web en la que poder hacer sus operaciones. Es por eso por lo que crea protocolos de seguridad e identificación. Ello lo que permite es que el acceso, por parte del cliente, se haga de forma totalmente segura.

Operaciones que el cliente realiza a través de la banca electrónica

Son muchas las operaciones que se vinculan a la cuenta del usuario a través de la banca electrónica. Pero, ¿cuáles son los movimientos u operaciones que permite realizar este tipo de banca tan popular hoy en día? Estas son todas las operaciones que pueden realizar los clientes de un banco a través de su sede electrónica.

  • Compra de gestiones e inversiones (valores, productos financieros y fondos).
  • Realizar transferencia a otras cuentas.
  • Recibir información, a modo de extractos bancarios, que será inmediata y totalmente actualizada en cualquier momento.
  • Solicitar créditos, préstamos, autorizaciones de descubierto o cualquier otro tipo de operaciones similares.
  • Gestión de pagos de letras, recibos, cheques, pagarés, etc. En algunas apps de bancos se pueden admitir, informar al banco que están bien domiciliados o devolverlos.
  • Realizar pagos electrónicos con su tarjeta de débito a través de las TPV, que se encuentran ya disponibles en la gran mayoría de comercios.

Principales beneficios de la banca electrónica

Son muchos los beneficios que presentan este tipo de modalidad bancaria que tanto éxito tienen hoy en día. A continuación te mostramos cuáles son las más importantes.

Ahorro de tiempo

La banca electrónica está abierta 24 horas, los 7 días de la semana. Así, vas a poder consultar, en todo momento, toda la información que quieras sobre tu cuenta. Y siempre desde la comodidad de tu hogar o mientras viajas en transporte público, por ejemplo.

Ahorro logístico

A través de la tecnología, el diálogo entre la entidad bancaria y el cliente se convierte en algo más fluido. Ahora, gracias a este tipo de banca, no es necesario trasladarse a un lugar determinado para realizar operaciones como transferir dinero, consultar tu saldo o contratar cualquier información financiera.

Ahorro económico

Los costes de gestión de este tipo de banca son más reducidos que en la banca tradicional. Esto provoca que las ofertas y condiciones para los clientes sean mucho más beneficiosas.

Tipos de banca electrónica que existen

El concepto de banca electrónica es muy genérico pero, dentro de este, se pueden distinguir tres tipos, los cuales son los siguientes:

  • Banca por Internet o en línea: son todas las herramientas que ofrece una entidad y que permite a sus clientes realizar operaciones bancarias a través de dispositivos y una conexión a Internet.
  • Banca virtual: son los bancos que no tienen oficina física y que solamente operan de forma virtual.
  • Banca electrónica: hace referencia al tipo de banca que se realiza a través de medios electrónicos (cajeros electrónicos, teléfono y otras redes de comunicación).

Cómo se recomienda utilizar la banca electrónica

Aunque hoy en día es una opción segura, la utilización de la banca electrónica, para los clientes, también puede suponer una serie de riesgos. Aunque estos se pueden evitar si pones en práctica algunas recomendaciones de uso como son las siguientes:

  • Comprobar en la transacción electrónica que la conexión es segura.
  • Revisión periódica de los movimientos de las cuentas.
  • No facilitar datos personales por correo electrónico o por teléfono.
  • Evitar realizar estas transacciones desde equipos públicos.
  • Cerrar la sesión en la banca electrónica antes de salir de la web o app.

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.