Deudas

¿Qué pasa si no pago un crédito bancario?

¿Qué pasa si no pago un crédito bancario?

Dejar de pagar un crédito bancario nunca es una buena decisión debido a que siempre te traerá problemas; si tienes suerte, tal vez no serán de manera inmediata, pero lo más seguro es que lo lamentes en el futuro. 

Pero no te preocupes, siempre existen formas de solucionar la situación, y en este artículo no sólo te diremos cómo no caer en deudas, sino que también te ayudaremos a salir de ellas. 

Lo primero que haremos será quitar de tu mente que dejar de pagar un crédito es una buena alternativa cuando la situación financiera se complica, pues sólo se trata de una solución temporal, que dará paso a un problema mayor en un futuro cercano. 

Lo anterior porque dejar de pagar un crédito significa incumplir con un contrato, el cual tiene estipulados cargos moratorios, es decir, intereses sobre intereses, lo que significa que una vez que se deje de abonar, la deuda crecerá más deprisa. 

Esto puede provocar que en muy poco tiempo tu problema haya crecido de manera importante, pues ahora tienes una deuda que te es imposible de pagar. 

No hagas caso a amenazas 

En ocasiones, aunque la ley no lo permite, los cobradores de los bancos suelen recurrir a malas prácticas, algo muy común es que te amenacen con ir a la cárcel o con embargarte. 

Si esto te llega a suceder, primero que nada guarda la calma, pues de acuerdo con la ley colombiana, ninguna persona puede ir a prisión por una deuda, siempre y cuando ésta no sea producto de una estafa. 

En lo que se refiere al embargo, no es tan sencillo, por lo que los bancos, y mucho menos los cobradores, tienen la facultad de hacerlo. Para que eso suceda, se debe obtener la autorización de un juez, lo que lleva un proceso de varios meses o hasta años. 

Ahora, si bien es verdad que esas amenazas no tienen sustento, el banco tiene derecho a cobrar su deuda con todo y los intereses que se vayan acumulando, por lo que es probable, que al no ver soluciones, comience un proceso legal, el cual sí puede terminar en un embargo. 

No dejes que la deuda crezca 

El amyor consejo que te podemos dar es que no dejes que la deuda crezca, pues como te hemos dicho es muy fácil que se te salga de las manos y se convierta en un gran problema. 

Para lo anterior, lo primero que debes hacer es siempre apartar el pago de la mensualidad de tu deuda, si no te alcanza, busca hacer recortes en gastos no necesarios alimentos chatarra o hasta lo que destinas para tu diversión. 

Lo importante es que no dejes de pagar un compromiso que te penaliza por un incumplimiento. 

Obviamente sabemos que la situación en Colombia es complicada en este momento y por alguna razón mayor no puedes pagar el financiamiento que tienes; en este caso lo más recomendable es el diálogo. 

Acércate al banco al que le debes y explicale la situación. Lo que menos quieren las instituciones financieras es que dejes de pagar, por lo que seguramente te ofrecerá alguna alternativa, como un plazo más largo con menores abonos. 

También es posible que te ofrezca un importante descuento en la deuda siempre y cuando se liquide en un sólo pago. En este caso podrías recurrir a otra entidad financiera para que te preste ese dinero, siempre buscando un menor pago mensual y un interés más bajo. 

¿Y si ya estoy endeudado?

Si por alguna circunstancia tiene tiempo que has dejado de pagar y ahora la deuda se ha salido de control, puedes recurrir a los expertos, que en este caso son las reparadoras de crédito como Resuelve tu Deuda. 

Esta empresa es especialista en ayudar a los deudores a ponerse al corriente y retomar la tranquilidad, tiene más de 11 años de experiencia y además de Colombia opera en México, España, Italia y Portugal. 

Si decides contactarlos (https://resuelvetudeuda.com), un asesor estudiará tu caso y diseñará un plan a tu medida, si aceptas los términos, te incluirá en un programa de ahorro de acuerdo a tus posibilidades. 

Mientras tu ahorras cierta cantidad de manera semanal, quincenal o mensual, este asesor negociará con el banco para conseguir un descuento en tu deuda, el cual suele ser en promedio de 50 por ciento. 

Una vez que el banco al que le debes acepte el trato, se usará el dinero que hayas ahorrado para liquidar la deuda, de esta forma habrás quedado liberado de ese peso y listo para comenzar una nueva vida sin preocupaciones financieras

No debes olvidar que este programa no es magia, pues debes esforzarte ahorrando lo más que puedas, para lo cual deberás hacer recortes en gastos innecesarios.