Deudas

¿Cuáles son los tipos de deudas?

vivianao

24 Agosto, 2020 | 5 mins

Todos conocemos las deudas como compromisos de pago que se adquieren cuando nos vemos en la necesidad de pedir dinero prestado ya sea a entidades bancarias o a algún conocido. 

Existen 2 razones fundamentales por las que nos vemos en la obligación de endeudarnos: La primera es solicitar un crédito para liquidar las obligaciones o tener con qué cubrir una situación de emergencia; y la segunda es por querer darnos gusto sin importar las consecuencias, llegando a usar de más las tarjetas de crédito. 

Cabe resaltar que tener una vida libre de deudas actualmente resulta un poco difícil, por eso hablaremos de los diferentes tipos de deudas que existen y lo que implica cada una de ellas. ¡Empecemos!

Hay unas deudas que son conocidas en función del emisor, dentro de este grupo se encuentra la deuda pública que es propiedad del Estado y se mantiene con inversiones nacionales o internacionales para tener mayor financiación económica en el país. Otra es la deuda privada que es la que una persona natural adquiere y puede ser física o jurídica; estas deudas se consiguen para poder financiar un crédito o un préstamo.  

Unas de las deudas de mayor interés son las que están en función de la calidad crediticia, que consisten en hacer una evaluación o un estudio por parte de la entidad financiera para saber cuál es la capacidad de pago de la persona ya sea física o jurídica, de esta manera se sabrá si es viable dar un crédito y que esté tenga los pagos en tiempo y forma. 

Te recomendamos: ¿Qué deudas te impiden salir del país?

De este grupo se desprenden:

  • Deuda bancaria: Estas son las adquiridas directamente con las entidades o bancos que otorgan tarjetas de crédito, microcréditos o préstamos. 
  • Deuda corporativa: Dentro de este tipo se  encuentran las obligaciones en donde la calidad crediticia puede variar, es decir el comportamiento un día puede ser bueno y después malo hasta llegar a no cumplir con los acuerdos de pago. 
  • Deuda subordinada: Aquí el cobro de intereses puede estar manejado o condicionado a la obtención de determinada cantidad de beneficios. 

Otros de los tipos de deudas más comunes son:

  • Deuda inversión: En estas se utilizan los recursos obtenidos para tener bienes que a medida que va pasando el tiempo van aumentando o manteniendo su valor hasta que llegan a producir renta. Pueden ser préstamos inmobiliarios, educativos o de negocio. 
  • Deuda de consumo: A diferencia de la anterior, en esta se utilizan los recursos recibidos para tener bienes que con el paso del tiempo van perdiendo valor, como por ejemplo un préstamo para vacaciones, créditos vehiculares o compra de ropa con tarjetas de crédito. 
  • Deuda hormiga: El aspecto más común de por qué se adquiere este tipo es por la falta de administración financiera, pues debido a los pequeños gastos o pagos se llega a incurrir en préstamos para poder cumplir con las obligaciones; muchas veces se cuenta y se compromete el dinero que no se tiene. 
  • Deudas de subsistencia: Como su nombre lo indica son las que se consiguen para subsistir y son utilizadas para pagar cosas básicas como los servicios públicos, la alimentación, el transporte etc. 
  • Deuda de apalancamiento: Esta es la única que puede tener un crecimiento a futuro, ya que se utiliza para reinvertir y tener más ganancias.

Pasamos a hablar de las deudas garantizadas o también conocidas como secured en donde se tiene alguna propiedad como garantía de un pago; es decir, si no se llega a cumplir con el pago el acreedor tiene la libertad de ir contra la propiedad.

Algunas deudas aseguradas son:

  • Hipotecas: Casas, edificios, fincas, establecimientos o terrenos son deudas garantizadas que las entidades bancarias normalmente tienen para hacer cumplir con los pagos. 
  • Préstamos automotriz: En este caso al no cumplir en tiempo y forma con los acuerdos, el banco puede proceder a quitar el carro. 
  • Financiamiento de muebles: En muchos casos ofrecen financiar este tipo de de bienes con la condición de que la deuda sea garantizada.

Todo lo contrario ocurre con las deudas no garantizadas, pues no cuentan con un aval, por eso al no cumplir con los acuerdos de pago en esta ocasión el acreedor no podrá embargar ningún bien pero si contará con reportes o penalidades. En estas encontramos las tarjetas de crédito o los préstamos personales para liquidar deudas.

Finalmente, todo lo anterior nos abre el panorama sobre los elementos a tener en cuenta al momento de adquirir una deuda y no cumplir con los acuerdos de pago, pues los diferentes tipos traen algunas complicaciones para el desarrollo de las finanzas personales, reportes negativos, embargos y más. 

Si se quiere liquidar las deudas y no se tienen los recursos, lo mejor es recurrir a una reparadora de crédito como Resuelve tu Deuda, ya que crean planes a la medida de cada cliente, consiguen hasta el 50% de descuento logrando liquidar sus compromisos con sus propios recursos, busca resuelvetudeuda.com/es-co/asesoria/.

Quizá te interese: Tipo de deuda que te impide salir del país.

vivianao

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.