Administración financiera

¿Qué es una tarjeta de crédito?

que-es-una-tarjeta-de-credito_editable_portadas_

Estamos seguros que cuando escuchas “tarjeta de crédito” automáticamente lo asociamos con un plástico que sirve para comprar cosas, pero ¿realmente sabes cómo funciona? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Cuál es la mejor opción en Colombia? ¿Cómo adquirirla? Todas estas preguntas tienen respuesta, y te las daremos en este artículo.   

Lo primero que debes saber es que una tarjeta de crédito es un instrumento financiero que otorgan los bancos a las personas para que éstas puedan adquirir un producto o servicio hoy y pagarlo tiempo después mediante mensualidades, con un respectivo interés.  

En este punto debemos dejar claro que una tarjeta de crédito no es una extensión de tu dinero, simplemente es un préstamo que deberás regresar después con un cargo extra. 

Ser consciente de que la tarjeta que posees no implica que ahora tengas más dinero ayudará a que tengas una mejor administración de tus recursos y evites tener problemas de endeudamiento que en el futuro te pueden provocar más que un simple dolor de cabeza.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito? 

En Colombia existen decenas de tarjetas de crédito de diferentes instituciones financieras, y aunque tienen sus propias características, todas funcionan básicamente de la misma manera: el banco pone a tus disposición una línea de crédito, la cual puedes utilizar para adquirir bienes y servicios, para después pegarlos en parcialidades. 

Por ejemplo, supongamos que el banco que te dio la tarjeta pone a tu disposición una línea de crédito por $500 y compras un artículo de $50 con la tarjeta; el saldo disponible se reduce a $450. Sin embargo, en el momento en que pagues esos $50 más los intereses acordados, tu línea de crédito volverá a ser $500.

Si consumes los $500 y no has regresado nada, no podrás realizar ninguna otra compra, pues tu tarjeta está “sobregirada”, es decir, ha llegado a su límite, y sólo podrás seguir usándola conforme vayas pagando tus deudas 

Recordemos que el negocio de los bancos es prestar dinero, lo que significa que no te darán una tarjeta de crédito para que compres ahora y pagues después sólo por buena voluntad ya que por ese servicio te cobrarán una tasa de interés que va desde 20% hasta más de 50% del saldo de tu compra, dependiendo de la entidad financiera y de tu historial crediticio.

Además, las tarjetas de crédito suelen incluir otros cargos, como por ejemplo, tasas moratorias en caso de que no pagues a tiempo, cuotas anuales, y seguros. 

Sácale el mejor uso a tu tarjeta 

Si sabes utilizarla, una tarjeta de crédito puede ser tu mejor aliada al momento de construir un patrimonio, pues puedes adquirir bienes y pagarlos hasta casi un mes después sin pagar nada de interés, pero para eso debes conocer tus fechas de facturación y pagar a tiempo. 

La fecha de facturación es el día en el que el banco hace el corte para facturar las compras que hayas realizado durante el mes con tu tarjeta. Todas las compras realizadas desde la fecha de facturación del mes anterior hasta este día serán tenidas en cuenta para calcular el valor a pagar.

La fecha límite de pago es el día máximo en el que debes realizar el abono de tu tarjeta de crédito. Los pagos realizados después de esta fecha pueden ocasionar intereses por mora. Es decir, si pagas antes de la fecha de corte, no pagarás nada de interés. 

Te recomendamos: Tarjeta de crédito para reportados

Éstas son las ventajas de contar con una tarjeta de crédito: 

  • Si tu compra la difieres a un solo pago, ésta no te generará intereses.
  • Te permite acceder a un saldo superior de lo que dispones en tu cuenta, de acuerdo a tu nivel de ingresos.
  • Tienes beneficios adicionales, como la redención de Puntos para la compra de artículos, abono de dinero a tu crédito, viajes, abono al pago de tiquetes u hospedaje y el acceso a promociones y descuentos con comercios aliados.
  • Puedes obtener seguros, como el de asistencia médica, accidentes, de vida, antirrobo, entre otros.
  • Te abre el abanico de posibilidades para acudir a las entidades financieras y obtener respuestas favorables por el buen historial crediticio que obtienes.

Y estas son las desventajas: 

  • Te pueden llevar al sobreendeudamiento si no tienes un buen control de tus gastos. 
  • Suelen ser difíciles de cancelar. 
  • Algunas tienen tasas de interés sumamente elevadas. 
  • Corres riesgo de fraude. 

Como habrás observado, si usas la tarjeta de crédito de manera consciente, las ventajas son infinitamente superiores a las desventajas, e inclusive se puede convertir en la herramienta financiera más importante de tu vida.