Deudas

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

17 diciembre, 2020 | 4 mins

Uno de los instrumentos más comunes a los que muchas personas acceden es la tarjeta de crédito; sin embargo, también es uno de los productos que más dolores de cabeza pueden dar, especialmente si no entiendes cómo funciona  ni cómo sacarle el mayor provecho.

Para empezar, la tarjeta de crédito puede ser otorgada por cualquier banco y por la cual se puede utilizar como medio de pago y el monto límite se define por la entidad financiera que autoriza el financiamiento.

En sencillas palabras, el banco te da el plástico para que lo puedas usar en tus compras y posteriormente tú le pagas a la institución la cantidad utilizada, más sus respectivos intereses.

El banco te establecerá un límite que no podrás rebasar. Regularmente, cuando es la primera tarjeta de crédito de una persona los montos topes oscilan de los 5,000 a los 10,000 pesos; sin embargo, en otros casos la cantidad es mucho mayor.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico.mx), al cierre de junio pasado existían 28 millones de tarjetas de crédito en el mercado mexicano. 

La tarjeta de crédito es un producto revolvente. Es decir, cada mes tienes disponible cierta cantidad para gastar como crédito y cuando compras un producto el precio de este se te descuenta al monto de tu préstamo y se te regresa cuando lo líquidas.

Una de las ventajas de las tarjetas de crédito es la diversidad que hay en el mercado de estos productos, los cuales se pueden adaptar a las distintas necesidades de la persona.

Conoce los conceptos financieros 

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef.gob), antes de solicitar y utilizar una tarjeta de crédito es necesario conocer a detalle los conceptos que la rodean, tales como:

  • Comisiones: Estos son costos asociados tanto al uso del plástico, expedición o anualidad de este. Según la Condusef, por ejemplo, los costos por anualidad pueden ir desde los 300 pesos hasta los 800 pesos, o incluso algunas tarjetas no cobran este concepto.
  • Tasa de interés: Como cualquier tipo de financiamiento, el interés es el costo del dinero que se te presta y en tarjetas dicho indicador se establece desde la contratación del producto.
  • Costo Anual Total: También conocido como CAT, este es un indicador que considera todos los costos relacionados al producto contratado y permite hacer comparaciones entre distintos productos de crédito y está expresado en términos de porcentaje con vigencia anual.
  • Beneficios: Muchas tarjetas ofrecen ciertos beneficios de acuerdo con el tipo de vida que llevan quienes las adquieren. Por ejemplo, un aficionado a un equipo de futbol puede contratar la tarjeta que le puede dar descuentos a entradas al estadio.
  • Seguros asociados: Este tipo de productos en muchas ocasiones llevan seguros asociados, mismos que tienen un costo, ya sea por robo o extravío; de compra protegida; de accidentes, entre otros. Recuerda que las coberturas dependen de las condiciones que aceptes.

Utiliza tu tarjeta de crédito inteligentemente 

Tener a la mano una tarjeta de crédito puede ser una tentación de gastar de manera desenfrenada y sin medido, algo que podría perjudicar el bolsillo de quienes obtienen este tipo de productos financieros, si no se tiene un adecuado control en el uso del plástico.

Es necesario que cuando adquieras una tarjeta de crédito, sigas los siguientes consejos:

  • Antes de contratar una tarjeta, comparar diferentes opciones.
  • Usar la tarjeta de manera moderada y en función de tus ganancias.
  • La tarjeta de crédito no es una extensión de tus ingresos.
  • Ten presente la fecha de corte y la fecha de pago.
  • Evita pagar sólo el mínimo, lo ideal es pagar tu deuda completa.
  • Ten cuidado con los meses sin intereses, ya que muchos pagos pequeños se vuelven un pago grande.
  • Usa el plástico para adquirir bienes duraderos.
  • Trata de no usar el plástico para sacar efectivo de los cajeros.
  • Revisa tu estado de cuenta y conserva todos los comprobantes.
  • Puedes cancelar la tarjeta cuando tú lo desees y siempre y cuando liquides toda tu deuda.

También ten mucho cuidado respecto al tema de las clonaciones, ya que es un delito muy común que nos puede causar un disgusto, por lo que en todo momento estate pendiente de los movimientos y el saldo disponible para gastar.

Equipo Editorial Resuelve tu Deuda

Nos interesa leerte, déjanos tus comentarios.